Tight Knit Tight Knit

Álbumes

Vetiver VetiverTight Knit

8 / 10

VETIVER  Tight Knit

BELLA UNION / NUEVOS MEDIOS

La música de Vetiver es como un champú especial para bebés de esos que no provocan lágrimas: un bálsamo fresco, esponjoso, aromático y suave que repele el desagrado. Siempre es un placer volver a ella, y “Tight Knit” lo reafirma: es igual de terapéutico y preventivo que un buen masaje o una sesión de acupuntura. Alejándose de los desarrollos progresivos de To Find Me Gone (2006) y empapándose del musgo húmedo que crecía en su debut, su cuarto disco nos muestra de nuevo a Andy Cabic tranquilo, muy tranquilo, aplicando con pies de plomo las lecciones aprendidas en su reciente disco de versiones Thing Of The Past (2008).

Su debut para Bella Union suena tenue y apacible, como un sueño atrapado en la Costa Oeste de principios de los 70, bajo un cielo añil en el que las estrellas se alinean según aquella “cosmic american music” que definiera Gram Parsons. Empastado con una gran atención al detalle, su folk rock bucólico filtra especias británicas y añejas ‘pedal steel’, evocando algo así como una nueva lectura del espíritu de George Harrison a cargo de unos Grateful Dead comandados por Gene Clark.

Producido por su habitual Thom Monahan ( Pernice Brothers), Cabic toca él solo todos los instrumentos en varios de los temas, rodeándose en otros momentos de su refinada banda de jóvenes amigos que en realidad suenan como ancianos del rock. Tejida con un hilo invisible, todos ellos engarzan la que probablemente sea su colección de temas más luminosa y perfecta. Un monumento a la quietud y a la contemplación que enfrenta al brío rítmico de las espléndidas “More Of This” y “Everyday”, con la sonámbula laxitud de baladas mágicas como “Rolling Sea” o una ‘”Down From Above” habitada por un benigno fantasma electrónico.

Cristian Rodríguez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar