Con Mi Tiempo Y El Progreso Con Mi Tiempo Y El Progreso Top

Álbumes

Linda Mirada Linda MiradaCon Mi Tiempo Y El Progreso

8.2 / 10

Usualmente, un segundo álbum resulta complicado. La mayoría de la gente se tira años con las mismas canciones hasta que consigue cristalizarlas en un debut, y después, dependiendo del tiempo empleado en presentarlo y el tiempo disponible para componer las suficientes canciones para completar otro, pueden pasar años. Esto sin contar con el miedo que representa para muchos el no poder repetir el éxito o alcanzar el nivel de ese primer disco. La historia de Linda Mirada se aleja de esa constante. Los temas de “Con Mi Tiempo Y El Progreso”, su nuevo álbum, comenzaron a gestarse desde el momento en que ella completaba los temas de “China Es Otra Cultura” (2009), su debut. Algunos eran maquetas que no llegaron a cuajar y que se descartaron cuando se grababa ese disco, y otros, bocetos por desarrollar. “Con Mi Tiempo Y El Progreso” representa un gran salto con respecto a su predecesor, con temas más pulidos, más logrados, más concretos y más maduros hasta sumar una decena de piezas synth-pop de alta calidad. Una vez más, Ana Naranjo se vuelve a acompañar de su hermana María, encargada de las programaciones y coros, teclista en el directo y culpable de temas como “Mientras La Música No Pare”. Ana se ha involucrado mucho más en el sonido tras lo aprendido en la producción del LP anterior y ha vuelto en el verano del 2011 al mismo estudio en San Francisco para trabajar nuevamente de la mano de Bart Davenport, quién además de las guitarras, los bajos y los coros, le ayuda también con la elección de músicos de estudio. Tras el tiempo empleado en el disco anterior no es de extrañar que la comunicación sea más fluida y más certera, ya que Bart consigue materializar las ideas de Ana a la perfección.

La instrumentación resulta vencedora en temas como “Aire”, en la que los sintes –que en el boceto sonaban demasiado artificiales– cobran vida y consiguen dar geografía a la historia gracias a las flautas de Amber Lamprecht, cosa que sucede también en Mientras La Música No Pare”,donde el saxo tenor – ese instrumento peligroso que puede arruinarlo todo yendo a terrenos mega-horteras si no se hace con cabeza–consigue, de la mano de Tom Griesser, darle un aire de clásico de los 80s. Pensad en una colaboración entre Dexy’s Midnight Runners y Buggles.

“La Costa”, el tema que abre, consigue enganchar en cuestión de segundos con una guitarra que augura algo grande, para acto seguido hipnotizar con la voz de Ana en un dulce y narcótico diálogo. Canciones como “Secundario” y “Mientras La Música No Pare” se colocan de cabeza en la pista de baile doméstica –por cierto, en ambas el guitarrista es David Speck de Part Time, quién en los créditos aparece como Davida Loca. ¿Habrá ya planes de remixes?–. El contrapeso lo aportan “Dinamo”, con sus sintes a lo Vangelis, oscura y densa, amortiguando y endulzando la tragedia en la onda de “Back From The Grave” de Chromatics; y “La Playa”, el corte más sexy del disco.

“De Barrio Residencial, De Buena Familia”, “Lío En Rio”, “Las Cosas Nunca Salen Como Planeas” y “Adicta A Nivel Internacional” son cuatro gemas midtempo que, probablemente, sean la mejor carta de presentación de Linda Mirada hasta la fecha. Cuatro historias con exquisitas melodías en las que la lírica encaja a la perfección, convirtiendo partes de los versos en pasajes tan pegadizos como un coro. Como es el caso de “Adicta A Nivel Internacional” donde las líneas que abren y cierran – “nunca me acuesto por las noches sin saber que haces” y “No busquen la culpa en que estoy loca”– se convierten, tras un par de escuchas, en frases difíciles de eliminar, que aparecen mientras uno se ducha o espera paciente en la cola del supermercado. Con los coros, cuidado, que tienen más peligro.

“Con Mi Tiempo Y El Progreso” se presenta como uno de los pocos álbumes del pop español reciente de los que se puede presumir en su totalidad y sin sonrojo alguno a los amigos y conocidos angloparlantes. Primero, porque no hay un inglés forzado ni mal pronunciado –está todo cantado en castellano Technicolor–, y segundo porque sus temas se pueden mezclar con los de Labyrinth Ear, Part Time, Houses o incluso Craft Spells sin desentonar. A la hora de mencionar referentes en castellano, primero habría que alertar a los usuarios de Last.fm, ya que en sus “similar artists” este servicio muestra a grupos como Klaus & Kinski, Los Punsetes, Joe Crepúsculo y Ellos, y la verdad es que lo único que tienen en común es la nacionalidad y el idioma, ya que su algoritmo no reconoce estilos y relaciona artistas guiándose por lo que escuchan los usuarios. Linda Mirada comparte más puntos con el grupo argentino Los Encargados y el material en solitario de su líder, Daniel Melero, aunque como bien apuntan en la nota de prensa, si hay que encontrar un símil ibérico hay que retroceder a los primeros Mecano, los que firmaron “Perdido En Mi Habitación” y “Hoy No Me Puedo Levantar”. Éste, sin duda, es el disco del verano en primavera.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar