Thursday Thursday

Álbumes

The Weeknd The WeekndThursday

7.8 / 10

The Weeknd  Thursday AUTOEDITADO

Llegó la hora de poner los corazones a cubierto. The Weeknd sigue paseándose por los derroteros de su estremecedora sordidez en “Thursday”, su segunda mixtape. La genial portada del álbum refleja de nuevo el característico –y beodo– mundo de Abel Tesfaye, luminoso hasta que se cruza esa fina línea que separa lo moral de la paranoia tras una noche de excesos y vicio a porrón. El disco encuentra, una vez más, la inspiración absoluta en la decadencia de los afters entrado el mediodía y sus las féminas de piernas infinitas, las drogas y el maquillaje sin resistencia water proof. Esta receta, que para muchos no es más que un colador de neuronas en caída libre, parece ser la inspiración absoluta del artista y la solución definitiva para reinventar el R&B.

Quizá “Thursdayno tenga la misma solidez que su predecesor, “House Of Balloons” –¿será el factor novedad?–, pero sí es una mixtape muy a tener en cuenta. De hecho, parece que los temas más flojos están estratégicamente situados para hacer las funciones de puente entre los tracks más potentes. Así pues, tras un brillante primer álbum, la expectación que ha creado la enigmática figura del canadiense no es poca. De hecho, su web, donde es posible descargarse la mixtape de forma gratuita, se colapsó el día de su lanzamiento.

Para llegar a lo más jugoso del asunto, sin embargo, será necesario darle al botón de forward y situarse en el track cuarto de los nueve que contiene la mixtape. Ahí encontramos la colaboración más esperada, la que firma a medias con Drake, el mentor encargado de tenderle un brazo para proyectar la nueva sensibilidad R&B de The Weeknd al mundo. “The Zone”, que así se llama el tema, cumple las expectativas no sólo por lo perfecto de su composición, sino también por su descarnada letra, más cruda que un sushi de atún recién pescado en Tsukiji ( “why you rushing me baby / It’s only us / I don't wanna die tonight baby”). Por lo visto, Abel Tesfaye sobrevive a esta noche salvaje con Drake, pues el álbum sigue con dos cortes que se sitúan en lo más alto del disco. De hecho, es una pieza que se divide en dos entregas, como las buenas obras clásicas: “The Birds Part 1” –sobre todo– y “The Birds Part 2”. La primera nos da la bienvenida con un energético redoble de tambores, una lluvia de adrenalina en la que, paradojas de la vida, The Weeknd anuncia su apatía emocional ( “don’t make me make you fall in love with a nigga like me / nobody needs to fall in love”). La segunda parte nos hunde en plena ensoñación lisérgica y nos recuerda una vez más la fuerza de la voz de The Weeknd, todo un instrumento en su ritual de composición.

“Rolling Stone”, otro punto fuerte del disco, vuelve a envolvernos en la dicotomía clásica del canadiense. Aunque sus acordes suenan esperanzadores –aunque siempre con un toque melancólico–, arrasan como Irene en un día de furia. Vicio y vacío existencial siguen azotando en otros temas como “Lonely Star”, encargado de abrir el disco; el homónimo “Thursday” o el discreto “Gone”. El algo menos afortunado toque metalero de “Life Of The Party” o el brillante dub de “Heaven Or Las Vegas” sólo confirman que este joven de 21 años no tiene límites a la hora de entrelazar estilos.

Llegados a este punto, sólo recordar que “Thursday” es la segunda entrega de una trilogía que promete acabar tan bien como empezó. Otra genial píldora que es mejor no autoprescribirse en un día de resaca feroz.

Ariana Diaz

* Descarga de “Thursday”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar