Thelemáticos Thelemáticos

Álbumes

Thelemáticos ThelemáticosThelemáticos

7.8 / 10

Thelemáticos  Thelemáticos

DISCOTECA OCÉANO

Había muchas ganas de oír, por fin, el primer largo de Thelemáticos. Sergio Pérez García –asturiano de espíritu barcelonés cuya ajetreada carrera le había llevado a participar en bandas como Amore o Masenga– se nos presentó en formato cassette a principios de 2007 con aquel EP, “Cucufate”, que tenía dos puntos curiosos: primero, invocaba al diablo en “Pape Satan Aleppe” –me he prometido no hacer ningún chiste de mal gusto con esa alusión demonológica que me lleva a recuperar uno de mis filmes fetiches, “Evil Dead”–, y segundo, se colocaba en el curioso género de “música indie para gasolineras”. En aquella cinta ya estaba “La casita”, tema en el que se apreciaba una marcadísima verborrea inspirada en Television Personalities. Desde entonces, García se ha convertido en el escudero de Joe Crepúsculo en los directos –tirando de la chatarrería para revisar, incluso, un himno atemporal como “Al Alba”–, ha lanzado el primer EP de la banda en la extinguida Producciones Doradas y ha estado más que ocupado participando activamente como técnico de sonido en los álbumes de Manos De Topo, La Bien Querida o El Guincho –que coge las baquetas para este LP del miembro de Anticonceptivas–.

Nacho, el thelemático verde, decidió marcharse. Así que Sergio tuvo que buscarse nuevos aliados. De este modo, la familia ha crecido con las Sybil Vane Luciana Della-Villa y Rocío Campaña, dejando aparcada las sonoridades prematuras y la rabia que imperaba en sus anteriores temas –que no dejaban de ser una cristalización de lo que Sergio y Nacho efectuaban en su local de ensayo–. Dejando de lado los típicos parecidos razonables que les han encasquetado –desde Syd Barett pasando por las primerizas Vainica Doble, las hornadas irritantes de Derribos Arias o Patrullero Mancuso– el primer LP de Thelemáticos continúa amarrado a esos pildorazos punk que raramente superan los dos minutos y medio de duración. Más vale corto e intenso –24 minutos que se pasan en un suspiro– que largo y coñazo, podría decirse. Abandonan la mala leche de “No Voy A Hacer Nada Por Ti”, aquellas invocaciones a favor del mal y en contra del bien: a excepción de “Hijos De Su Tiempo”, que tiembla a base de riffs neuróticos, esa perversión ha pasado a mejor vida.

Esto no quiere decir que Sergio se nos haya puesto romanticón de golpe y porrazo –aun empeñándose en afirmar, en “El Regalo”, que no se trata de una canción de amor–, sino más bien que el universo thelemático –que poco o nada tiene que envidiar a la densa metafísica del Crepus– ha abierto su campo de miras hacía terrenos menos obtusos, particulares en su rareza naïf, pero comprensibles por cualquier psique humana. En “El Castillo”–¿para qué tener una casita si en realidad lo que todos queremos son unas buenas catacumbas?– no me puedo quitar de la cabeza la típica estampa del príncipe de turno que, empeñado en calzarse a la princesa rubia, le dedica una canción. Parece ser que a ella no le acaban de convencer sus versos. Mejor para nosotros.

Ese “Mundo Raro” en el que habita Sergio es el mayor hit de estos catorce temas que ocupa el minutaje del CD. La presencia vocal de Luciana y Rocío en los coros –en “Adiós”, “Al Final Del Arcoíris” o “La luna”– dota al conjunto de ese toque femenino que sus canciones, en esta ocasión, estaban reclamando. Pero no es éste un disco convencional, en absoluto: el country a ralentí de “La Tormenta” y “Los Infiernos” –buenos ejemplos de cómo limpiar tus señas de identidad sonoras– hacen de este debut una pequeña joya de ese pop entrañable y raruno que tanta falta hace en nuestra escena pop. ¿Qué coño está pasando en Barcelona para que salgan de debajo las piedras propuestas tan demoledoras, interesantes y particulares? Desgraciadamente, ni yo ni nadie tiene una respuesta convincente. Pero lo único fehaciente es que bandas como Thelemáticos deberían recetarlas los médicos para que nos abstraigamos de nuestras monótonas vidas.

Sergio del Amo

* Escucha el disco completo aquí

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar