Theater Of The Mind Theater Of The Mind

Álbumes

Ludacris LudacrisTheater Of The Mind

7 / 10

Ludacris  Theater Of The Mind DTP/ DEF JAM

En julio unas rimas de Ludacris provocaron polémica en EEUU por criticar a los oponentes de Obama en la carrera presidencial, el ahora presidente renegó del modo que el artista de hip hop mostraba su apoyo y la polémica quedó zanjada cuando el portavoz de campaña de Obama declaró el rechazo de su jefe a muchas canciones de hip hop por misóginas y materialistas, Ludacris no fue invitado a la ceremonia de investidura.

En este principio de año la prensa musical americana agita sus sueños de intelectualizar el hip hop con el nuevo disco de Ludacris. “ Theater of the mind” rodea a Luda de celebridades en su larga lista de colaboraciones, afortunadamente todos parecen haberse ceñido al concepto del disco. ¿Y cual es este alabado concepto?

Es un disco que se nutre del gangsta, no hay duda, el yo por delante, reflexión o instinto, crecimiento con respecto a sus 5 anteriores discos, básicamente en la ambición y el fondo. Luda ha decidido que llegó el momento del salto a la fama total, así que ha de rodearse de triunfadores. En ese intento de “ambientación star system“ está hasta Spike Lee, no podía faltar Lil Wayne (el nombre mas pronunciado el año pasado), Timbaland, Jay Z o Snoop. Ese es el salto cuantitativo, el cualitativo va en otra dirección; la ironía inunda las letras y desemboca en un Ludacris desengañado de iconos y mitos del hip hop : “ got jewels on my pinky, jewels on my wrist, iconus status and his name Ludacris”. Canciones como “Undisputed” o la maravillosa “ One More Drink” revelan un artista con aires de cronista crítico y desmitificador. El tono irónico acompaña el disco desde el principio y repasa tópicos del entorno del hip hop para sacarle las miserias, en algunos casos de manera brillante como en “ Call Up The Homies” donde la amistad sucumbe ante la realidad de una vida de estrecheces y frustraciones. Ludacris siempre ha sido un cantante de interesantes matices vocales sobre todo en los tiempos medios, “ Contagious” con Jammie Fox o “ Nasty Girls” deambulan con groove dentro del disco sin dejar el aire drama - cómico de lado.

¿Y las bases?, aun que las letras se estén llevando toda la atención mediática la producción del disco merece una escucha. El esplendor sónico de “ Do The Right Thang” donde secciones de viento son retorcidas y un sonido de flautita apoya las palabras de Luda y Common, de los mas destacado, “Undisputed” y su soul afilado. No hay nada revolucionario en cuanto al sonido pero sí una buena contextualización de bases e historia narrada, incluidos los elefantes del principio. Una colaboración que seguro pasará desapercibida ante tanta estrella es la del productor DJ Premier, simplemente uno de los mejores, la canción “ MVP” con su increíble producción es de hecho de las mejores del disco por su contundencia verbal pegada a una base que la convierte en desafíante.

Ludacris se despacha a gusto con algunos de los peores síntomas del género que practica, la ironía tiene el problema de no ser siempre entendida incluso cuando lleva la mejor de las intenciones. Mr President, era sólo una cuestión de estilo.

Borja Ilián

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar