The Werner Herzog Soundtracks The Werner Herzog Soundtracks

Álbumes

Popol Vuh Popol VuhThe Werner Herzog Soundtracks

9.1 / 10

Popol Vuh  The Werner Herzog Soundtracks SPV

Con permiso de todas las obras maestras que vinieron después, pero el cine moderno todavía no ha podido superar el arranque de “Aguirre, La Cólera De Dios”: esos cinco minutos de descenso por los Andes de un grupo de indígenas y conquistadores españoles todavía hoy perduran en la memoria como uno de esos momentos irrepetibles, incomparables, conmovedores y definitivos que lega el séptimo arte. Es una secuencia magistral por cómo está rodada –la aproximación de la cámara, la plasmación en un encuadre del drama que se avecina, la definición rápida y gráfica del hábitat en que se mueven…– y por cómo está planificada, pero también por cómo está musicada. Solo por el mantra de ambient dramático de ese arranque ya merecería la pena descubrir o redescubrir a los alemanes Popol Vuh, grandes culpables de la particular fisonomía sonora y evocadora de las mejores películas de Werner Herzog, pero esa es la punta del iceberg de un legado creativo que alberga muchas de las claves del ambient, del folk étnico y del prog-folk de los últimos cuarenta años.

Se publica esta suculenta caja “The Werner Herzog Soundtracks”, cinco CDs y un jugoso y muy pedagógico libreto con texto de Herzog, discografía completa y entrevistas a Florian Fricke, alma mater de Popol Vuh, con la intención de reivindicar este impoluto catálogo de bandas sonoras que el músico escribió específicamente para el cineasta y, sobre todo, con la idea de corregir un error histórico. Siempre se ha dicho que los mejores filmes de Herzog son aquellos en los que dispuso de Klaus Kinski como protagonista, pero sería más justo asegurar que sus mejores cintas son aquellas en las que participó el actor de Danzig y en las que contó con Popol Vuh en el acompañamiento musical. Ese triunvirato es la clave del éxito radical de este quinteto de películas fascinante, enfermas y dementes que el cine todavía no ha podido olvidar: “Aguirre, La Colera de Dios”, “Corazón De Cristal”, “Fitzcarraldo”, “Nosferatu” y “Cobra Verde”.

Los CDs, pertinentemente remasterizados y encajados en un sobrio digipack que respeta las portadas originales, no solo invitan a revisionar los cinco filmes, nunca hay excusa mala para volver a Herzog, sino también a obtener una panorámica muy elocuente de la evolución sonora pero sobre todo expresiva de Fricke. Entre “Aguirre…” y “Cobra Verde” hay una separación temporal de quince años y numerosos desvíos, afluentes y recovecos expresivos que forman parte del crecimiento y maduración del pianista y compositor germano, y en ellos se detectan jugadas y atrevimientos que más adelante sentarían cátedra y ejercerían fuerte influencia en nuevas generaciones de bandasonoristas, bandas de rock progresivo o productores ambient.

Así, el abanico de movimientos de Fricke a lo largo de estos años es inagotable. En “Aguirre…”, por ejemplo, se entremezcla el ambient de reminiscencias corales con poderosos incisos de folk étnico, colisionando dos visiones en apariencia desconectadas que cobran pleno significado en el contexto del filme y de su recuerdo. En “Corazón De Cristal” todo el protagonismo recae en una variación sui generis del rock progresivo, orientado aquí hacia inquietantes paisajes folk y desconcertantes devaneos guitarrísticos que transmiten a la perfección el clima de hipnosis colectiva y ensimismamiento fantasmagórico de la película (no está de más recordar que, según la leyenda, Herzog hipnotizó a los actores para intensificar el estado de shock). De hecho, “Engel Der Gegenwart” supone un clarividente antecedente de lo que años después haría Howard Shore en “Crash”, por ejemplo. En “Nosferatu” reactivó su faceta más ambiental, pero en una dirección distinta a la de “Aguirre…”, aquí más austera, minimalista e inaccesible. Con el tiempo esta banda sonora ha quedado ensombrecida por el debate que generó la propia película, pero recuperada en perspectiva gana muchos enteros, y junto a la de “Cobra Verde”, con toda probabilidad la que más me ha sorprendido al reescucharla, es la que mejor ha sabido resistir al paso del tiempo.

Capítulo aparte para “Fitzcarraldo”, sobre todo por la dificultad que entrañaba adecuarse a las imágenes y la historia del filme. Es la menos personal de las cinco, básicamente porque más de la mitad del minutaje está ocupado por la desgarradora voz de Enrico Caruso (eso sí que era emo), pero en los momentos en que aparece Fricke el tiempo se detiene: la mezcla abrumadora de ópera, ambient espectral y folk indígena, representada en la sublime “Wehe Khorazin”, echa el resto y lega para la historia una sinopsis difícilmente superable del imaginario de Popol Vuh. Cinco joyas a un precio más que justo. En tiempos de sabotaje internauta merece la pena el esfuerzo económico para hacerse con el ítem: afortunadamente, Spotify, Rapidshare o iTunes todavía no son capaces de clonar ni implantar el orgasmo sensorial que te produce perder horas de tu tiempo indagando en un cofre de estas características.

David Broc

Popol Vuh - Aguirre I (L'acrime di rei)

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar