The Silence of Love The Silence of Love

Álbumes

Headless Heroes Headless HeroesThe Silence of Love

6.1 / 10

Headless Heroes  The Silence of Love FARGO / NAIVE He aquí el disco de versiones del año. O al menos uno de los discos de versiones del año. Por el exquisito gusto de la selección, la mayoría raras, oscuras piezas de folk, mezclada con hits de procedencia intachable. Y, sobre todo, como los buenos discos de versiones, por esa sensación final de coherencia interna, de obra completa, como si fuera una novelita breve sobre el amor. Concebido por los productores californianos Hugo Nicholson y Edie Bezalel (esos héroes sin cabeza que dan nombre del proyecto), y usando como vehículo la conmovedora, cercana y algo mística voz de Alela Diane (cuyo debut, “The Pirate´s Gospel” está entre los grandes óperas primas del año), “The Silence Of Love” es un extraño disco, atemporal y cercano, un disco para regalar a los amigos enamorados o a los que se quieren enamorar. La cosa arranca con “True Love Will Find You In The End”, uno de esos himnos de autismo desesperadamente romántico de Daniel Johnston (quién jamás encontró el amor verdadero que tanto buscó en las canciones) y sigue con nueve canciones más que son una celebración (que uno no sabe si es más bien cínica o más sincera) del amor. Entre los momentos más emotivos, entre las lecturas más osadas, destacan la hipnótica ensoñación hippie de la hermosísima “Here Before” (original de la huidiza pseudoestrella del folk inglés Vashti Bunyan), la casi obligada y estupenda revisión del “Just Like Honey”, de The Jesus And Mary Chain, canción de amor engañosamente naif y alegre, el acercamiento al post shoegaze oscurillo de I Am Kloot (con una cuidada y desnuda versión de “To You”) o la sincera y apacible mirada al tormentoso “Nobody´s Baby Now”, una de esas desoladoras canción de amor sacro de Nick Cave. Pequeña genialidad consagrada al amor, colección de canciones que puede (debe) servir para rastrear y descubrir a los compositores originales, “The Silence Of Love” (bonito título) es una inesperada sorpresa de última hora. Una de esas joyas que uno debe escuchar. Esté o no enamorado. Fernando Navarro

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar