The Lady Killer The Lady Killer

Álbumes

Cee Lo Green Cee Lo GreenThe Lady Killer

7.8 / 10

Cee Lo Green The Lady Killer WARNER BROS.

Si me lo preguntáis, os diré que “Fuck You” es mi single favorito del año. El falsete, los coros gospel, la euforia funkster, los toques disco, la locura final: es imposible que esta canción no te salve durante cuatro minutos del naufragio de una separación, las gilipolleces de tu jefe, el reducido tamaño de tu pene, las miradas de asco de las cheerleaders y otras lindezas que la vida le tiene reservada a los perdedores. Es pegadiza, es atronadora, tiene dosis de comercialidad en su justa medida, y, como todo lo que hace el gordito de Goodie Mob, desprende un freakismo enajenado con el que seguramente muchos de nosotros nos sentimos identificados. Cee Lo ha sabido sobrevivir al tsunami de “Crazy”, ese hit de Gnarls Barkley que hasta tararean los galápagos, con otro bombazo que le debe mucho al crossover y al olfato pop de Danger Mouse, un sidekick del que el cantante/rapper ha aprendido mucho. “Fuck You” es un logro que vuelve a poner a nuestro hombre en el candelero como solista, sin acompañamientos; él, su papada y su laringe de helio, nada más. Seis años después de su último esfuerzo en solitario, el tipo ha vuelto e, insisto, con un trallazo de igual e incluso mayor onda expansiva ha dado puerta de una vez por todas a un “Crazy” que a mí ya me comenzaba a tocar los cojones Nunca me había gustado tanto que me dijeran “jódete” desde los auriculares.

Si ponemos en liza sus dos anteriores álbumes, los notables “Cee Lo Green And His Perfect Imperfections” (2002) e “…Is The Soul Machine” (2004), apreciaremos enseguida que “The Lady Killer” presenta la misma artesanía retro-freak, pero pulida con esmero, sin ángulos desiguales, sin asperezas, sin lisergia gratuita, sin el caos que se adivinaba antes. En esta tesitura, el tercer LP de Cee Lo es una colección de buenas canciones, canciones cargadas con el dramatismo urbano del soul más épico, canciones definidas por un uso constante de las cuerdas blaxploitation, melodías pop muy bien perfiladas, vientos estilo “Superfly”, coros catedralicios y ese falsete afectado de un Cee Lo que pía como nunca. Canciones redondas. En este sentido, “Wildflower” y “Satisfied” son robustos percherones de carga soul pop que tiran claramente del carro y hacen que el disco pueda ser masticado en las listas. También en los fragmentos más cheesy se topa uno con auténticos hits: violines románticos, trompetas estivales y lamentos pituferos se funden a la perfección en el triplete formado por “I Want You”, “Cry Baby” y “Fool For You”, posiblemente la mejor concatenación de cortes de todo el tracklist.

Estamos sin duda ante el disco más centrado y “al grano” de toda la trayectoria como solista de Cee Lo. Incluso cuando busca la lagrimilla de soulman perdedor, el tipo se saca del michelín piezas tan redondas como “Old Fashioned” Lou Rawls, Prince, Marvin Gaye y Luther Vandross haciendo pucheritos juntos– o la epidérmica “No One’s Gonna Love You”, con un estribillo de épica amorosa que te inunda los tímpanos como si fuera espuma. “The Lady Killer” es un álbum de amor, desamor, proclamas rabiosas a las ex, tiradas de caña, pasión, arrepentimiento, euforia y fracaso, pero sobre todo es una lección de soul pop de la que muchos arribistas abonados al nu-Motown deberían tomar nota. Posiblemente se trata de su trabajo más adaptable a los charts, de acuerdo, pero el personaje sigue intacto. Cee Lo dejará de tener interés el día que deje de ser Cee Lo, es decir, el día en que deje de interpretar a ese freak que observa la vida desde el mismo burladero que tú, yo y casi todos los que estáis leyendo estas líneas: nadie dijo que fuéramos unos ganadores, ¿hum?

Óscar Broc

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar