The LP The LP

Álbumes

Large Professor Large ProfessorThe LP

9.1 / 10

Large Professor  The LPPAUL SEA PRODUCTIONS

La historia de los expedientes X del rap daría para un libro entero. Si no recuerdo mal, en el que fue uno de sus últimos números impresos, la revista Hip Hop Connection publicó un artículo sobre el tema, recuperando una larga lista de álbumes que la industria se comió y que nunca vieron la luz de forma oficial, grabaciones apartadas del mercado antes de asomar la cabeza por motivos muy diversos, desde cambios de directivas en el sello a la desaparición del mismo, pasando por retrasos crónicos de fecha de salida, oposición artística de los ejecutivos de la compañía o por problemas de lavado de samples, entre otros factores. Ese artículo era espléndido, sobre todo porque también arrojaba algo de luz sobre los mitos y leyendas forjados alrededor de esas obras perdidas y dejaba claro que muchos de ellos sencillamente no se publicaron porque al yuppie de turno no le salió de sus partes íntimas o, mejor aún, porque ni tan siquiera existían (el álbum a medias entre Ghostface y MF Doom, por ejemplo).En esa tesitura, “The LP” de Large Professor es uno de los eternos protagonistas, uno de los títulos que nunca faltan cuando toca hablar de los grandes discos desaparecidos de la historia del género. En teoría iba a convertirse en el debut en solitario del MC y productor, que hasta entonces, hasta 1995, año de publicación original, se había labrado una reputación intocable entre los headz gracias a sus contribuciones como arquitecto sonoro y líder de Main Source, grupo emblema del hip hop neoyorquino de inicios de década, y, sobre todo, como descubridor y máximo avalador de un por entonces jovencísimo Nas, que debutó oficialmente en esto de la música con su inolvidable estrofa en “Live At The Barbeque”. Crédito, todo y más. Respeto, como nadie en esa época. Fans, muchos y bien avenidos. Con todo esto, ¿cómo es posible que la puesta de largo de uno de los nombres que más admiración despertaba en ese momento nunca consiguiera llegar a la calle? Los interesados pueden llamar a las puertas de Geffen y preguntar por qué solo lanzaron un par de singles y decidieron guardar el disco en un armario hasta nueva orden.

Quince años después, y cuando Large Pro ya cuenta con dos discos en solitario al margen de éste, el propio productor y MC se ha atrevido a dar el paso que muchos esperaban y ha editado en su propio sello el álbum. Es importante recalcar que se trata de la versión original, ya que la versión que circulaba por internet desde la aparición de Napster tenía los títulos cambiados, alguna canción no se correspondía con esta versión e incluso en algunos temas la calidad de sonido no estaba a la altura del original. Dicho de otro modo: no me seáis rancios y pasad por caja. El dispendio no sólo merece la pena, sino que tendría que ser obligatorio para todo aquel que tenga cierto aprecio, estima o interés en la historia del hip hop. Las claves del rap underground de la Costa Este de inicios de los 90 se encuentran esparcidas en un muestrario de beats casi perfecto que se engulle de inicio a fin sin apenas pestañear, es el grado máximo de condensación, precisión, intensidad y detallismo al que ha llegado nunca Large Professor, que es como hablar, insisto, de un elemento fundamental, innegociable, para comprender la evolución del hip hop clásico y ortodoxo de Nueva York.

Sin gente como Large Pro, o Marley Marl, por supuesto, muy probablemente no existirían DJ Premier, Q-Tip o Pete Rock, y este debut olvidado es una buena demostración de ello. Poco se puede analizar o comentar de una obra tan rotunda, monumento al sampleado, al beat trabajado, a las letras con sentido y criterio y a la personalidad latente y expresiva (solo una colaboración: Nas; casi nada), un puzzle abrumador en el que todo encaja y al que únicamente se le puede reprochar el excesivo minutaje, quizás la única mancha de un clásico absoluto ahora de nuevo en boca de todos. Hace poco DJ Premier se preguntaba cómo era posible que Nas no hubiera vuelto a trabajar codo con codo con Large Professor desde los tiempos de “Illmatic” (aunque Extra P produjo alguna canción esporádica posteriormente), no sólo como muestra de agradecimiento a su mentor y gran padrino, sino también porque sería la mejor forma de volver a la esencia y la estética que todos sus fans le venimos pidiendo desde hace años. Tal vez si escucha “The LP”, ahora que está disponible en vinilo y CD, nuestro hombre recapacite y deje de perder el tiempo con discos de consenso que no van a ninguna parte.

David Broc

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar