Thai? Dai! The Heavier Side Of The Luk Thung Underground Thai? Dai! The Heavier Side Of The Luk Thung Underground

Álbumes

Varios VariosThai? Dai! The Heavier Side Of The Luk Thung Underground

6.8 / 10

FINDERS KEEPERS

“Thai? Dai!” es la más reciente de las recopilaciones editadas por Finders Keepers, sello especializado en rarezas exóticas y que, no por casualidad, está comandado en parte por Sean Canty, del dúo de electrónica espectral Demdike Stare. En este caso la compilación ha sido comisariada por Chris Menist, uno de esos nombres que se han hecho familiares en los últimos años por convertirse en algo así como un explorador o aventurero en esto del coleccionismo musical, rebuscando material en África o, como en este caso, Asia, regresando con un puñado de anécdotas y montañas de vinilos. El año pasado ya tuvimos la oportunidad de escuchar una selección de los descubrimientos de Menis en el disco “The Sound Of Siam”, editado por Soundway, y en cierto modo “Thai? Dai!” es su continuación lógica al centrarse también en música popular tailandesa.

La edición de este recopilatorio fue precedida, también en el 2010, por el single con la canción que ahora abre el recopilatorio, “Kuen Kuen Lueng Lueng”, de Sroeng Santi que es, ni más ni menos, una reconstrucción en clave psicodelia tailandesa del “Iron Man”de Black Sabbath –tema también sampleado por Kanye West–, aquí combinado con un piano que da el contrapunto al conocido riff de guitarra, un ritmo cercano al funk y, por supuesto, el elemento más decididamente autóctono de este y los demás temas del disco: la voz del propio Santi. Claramente, Sroeng Santi es el peso pesado de esta recopilación, casi hasta se puede decir que es su razón de ser, ya que el single que incluía esta versión de Black Sabbath se agotó rápidamente y allanó el camino para este disco. Quizás por eso Sroeng Santi es el músico más representado, haciendo que nos preguntemos si no habría tenido más sentido una recopilación del propio Sroeng. Una de ellas es “Nam Mun Pang”, la que pasa por ser, en realidad, su canción más representativa, llena de guitarras incendiarias y una rítmica hipnótica y relajada.

Eso sí, aunque el disco parezca girar en torno a la figura de Santi, no se puede decir que sus contribuciones sean las únicas interesantes, ya que es escuchando el conjunto como nos hacemos a la idea de los intentos, por parte de estos músicos, de negociar influencias occidentales, presentes sobre todo en las guitarras y los metales, y hasta cierto punto en los ritmos, que combinan percusiones manuales con ritmos más regimentados. Es a través de estos instrumentos como percibimos rastros de lo que ahora llamamos rock psicodélico, pero combinados también con elementos de funk, jazz y soul para dar lugar a temas exuberantes y en no pocas ocasiones desmelenados, entre los que se incluyen cosas que entran en el terreno de lo bizarro como en la apropiación del tema de Morricone para la banda sonora de “La Muerte Tenía Un Precio” en “Ying Ting”, de Plearn Promdan, que luego se transforma en una eufórica melodía oriental de contenido nacionalista.

En las notas promocionales se indica que estos experimentos con la psicodelia fueron más excepciones y accidentes que una corriente establecida, experimentos realizados en las ciudades sobre la base del binomio Luk Thung (asociado con el campo, más tradicional) / Luk Krug (asociado con la ciudad), y como la mayoría de estos temas ni siquiera se han publicado en Tailandia cabe preguntarse si no estamos ante una fetichización de oriente como algo exótico y bizarro, lo que bordea peligrosamente en los estereotipos orientalistas de Edward Said.

Resulta asimismo curioso comprobar la fijación de los últimos años por los sonidos psicodélicos producidos en estos países en los sesenta y setenta como consecuencia, en muchos casos, de la necesidad de negociar musicalmente los choques culturales entre la influencia occidental y la recuperada confianza en las tradiciones autóctonas una vez conseguida la independencia de los poderes coloniales. En cualquier caso, ¿no tenéis curiosidad por saber qué música están haciendo, por ejemplo, los jóvenes egipcios en estos momentos?

Iván Conte

Sroeng Santi - Kuen Kuen Lueng Lueng by The Drift Record Shop

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar