The Hearts Of Empty The Hearts Of Empty

Álbumes

Dakota Suite Dakota SuiteThe Hearts Of Empty

7.3 / 10

Dakota Suite  The Hearts Of Empty KARAOKE KALK

Chris Hooson tiene una gran virtud que a su vez puede acabar convertida en su peor defecto. Es un compositor especialmente prolífico, y eso le lleva a querer publicar todo cuanto sale de su estudio, es indiferente el grado de calidad e interés que puedan suscitar sus lanzamientos. Encomiable su productividad y sus ganas de grabar todos los proyectos y chispazos que le vienen a la mente, pero peligroso someter al oyente a una sucesión tan continuada y permanente de discos. Sobre todo con tan poco espacio de tiempo entre uno y otro: en octubre de 2010 salía a la venta “Vallisa”; en febrero de 2011 hacía lo propio “The North Green Down”; y estos días aparece “The Hearts Of Empty”. Es cierto que entre ellos existen diferencias conceptuales y expresivas sustanciales que sirven para delimitar su propio terreno, pero quizás sería interesante dosificarse un poco más para disfrutar más de sus creaciones.

El compositor británico define esta nueva entrega como el reverso jazzero de “The End Of Trying”, el que podríamos considerar su último álbum ortodoxo, publicado en febrero de 2009, disco en el que Hooson exploraba su faceta folk con densidad y profundidad de campo. La idea de versión jazzy, más de club nocturno bizarro, de aires lynchianos, encaja bien como vía para catalogar un compendio de canciones que desde su arranque no parecen esconder su carácter secundario y casi anecdótico. No tienen apariencia de descartes de aquel disco, sino más bien de probaturas, de excursiones lúdicas y fuera de toda presión por territorios inexplorados habitualmente que pueden albergar posibilidades de expansión e incidencia en el discurso de la banda.

En estas canciones Hooson prescinde de la voz y también de ese sello atormentado y tormentoso que caracteriza sus grabaciones. En líneas generales se nos presenta a unos Dakota Suite más reposados, libres y desacomplejados, artífices de un sonido que sin beber de fuentes muy tradicionalistas del jazz sí navega por territorios limítrofes con el género que alejan a este álbum de las aventuras neoclásicas recientes del combo. La emoción también es distinta y su impacto, por tanto, menos traumático de lo que es habitual en su currículo. Título menor dentro de su trayectoria, referencia sin mucha historia más allá del contexto, pese a su elegancia, sutileza y buen gusto, “The Hearts Of Empty” busca su razón de ser en ese público completista que invierte tiempo, dinero y salivaciones rabiosas en la ardua tarea de cerrar las integrales de sus artistas, editoriales o sellos favoritos.

Julio Pardo

“Congruences”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar