The Chemistry of Common Life The Chemistry of Common Life

Álbumes

Fucked Up Fucked UpThe Chemistry of Common Life

6.5 / 10

Fucked Up MATADOR / POPSTOCK!Digno heredero de una tradición con más de cuatro décadas de recorrido –piensa en MC5, The Ex, Black Flag, Propaghandi, The Nation of Ulysses o Refused– el sexteto canadiense se ha convertido en la gran sensación punk-core de la temporada. La grácil aparición del cantante Pink Eyes en la portada del New Musical Express, a finales del pasado septiembre, ha pulsado los resortes de una maquinaria ya conocida –algo similar sucedió con At The Drive-In, Les Savy Fav o The Gossip– aunque siempre sorprendente.

"The Chemistry of Common Life" es el segundo larga duración de una célula creativa en permanente jornada de puertas abiertas, cuyo envite no contempla el derecho de admisión ni las restricciones horarias, aunque exige una mínima etiqueta: riesgo, hermandad y compromiso. Las canciones de Fucked Up –inmisericordes tratados de ritmo y ruido– inducen estados de ánimo en los que euforia y rabia se confunden, convirtiendo sus directos en sudoroso abrazo con un público siempre dispuesto a poguear.

El grupo domina con autoridad los secretos del raca-punk –sencillos como "Police" (2003) o "David Christmas" (2007) así lo atestiguan–, pero su actual política energética prefiere la fusión a la fisión. La carga nuclear de tres guitarras, una garganta más que profunda y una tupida base rítmica acumulándose en un continuo que unas veces explota – "Son of the father", "Crooked head", "Black Albino Bones"– y otras no: "Magic Word", "Royal Swan". Los textos, alambicados y simbólicos, utilizan la imaginería religiosa como recurso estético y, quizá por eso, son doblemente inquietantes. Tanto como la portada del álbum, una foto del Manhattanhenge –alineación estacional del Sol con las calles transversales de Manhattan– que sabe a ocaso postrero. César Luquero

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar