The Century of Self The Century of Self

Álbumes

? And You Will Know Us By The Trail Of Dead ? And You Will Know Us By The Trail Of DeadThe Century of Self

6.5 / 10

… And You Will Know Us By The Trail Of Dead The Century of SelfRICHTER SCALE / SPV / PIASHubo un tiempo en que la dialéctica promocional casi logra convencernos de que …Trail of Dea d podía llegar a ser el grupo de nuestras vidas. Ocurrió cuando el sexteto publicó el notable "Source Tags & Codes" (2002), su debut multinacional, disco que se convirtió en implacable rasero con el que medir toda su producción posterior. Como ésta no estuvo a la altura de lo esperado, la excitación ante cada nuevo lanzamiento menguó sin remedio. Consumado su divorcio de Interscope, la banda cambió Austin por Brooklyn, conoció a grupos que ahora pitan mucho y se dispuso a recuperar el crédito perdido.Para variar, …Trail of Dead decidió grabar su nuevo disco en directo, pero confió la producción a su viejo amigo Mike McCarthy. Además, asumió las consecuencias de su retorno al redil indie con gallardía, creando el sello Richter Scale Records. Especulemos: como ahora hay menos presupuesto, el cantante Conrad Keely decidió emular a nuestro Rafa Jaramillo –voz de Psilicon Flesh, doss y Góngora– y se curró la portada él solito, a boli. Con paciencia y con un par.

"The Century of Self" dista de ser un álbum notable, pero tampoco está tan mal. "Far Pavillions" recuerda a Hot Water Music, aunque sin su concreción y fluidez. Sin ese 'roll' que suele acompañar al 'rock'. El grupo decide frenar la cabalgada a mitad de camino para introducir coros, una buena dosis de feedback, arreglos de piano y final mayestático. Ese gusto por el subrayado épico se hace notar en la entrada de "Isis Unveiled" –capaz de convencer a un fan del euro-metal– y a la salida de "Halcyon Days", rematada por un baqueteo que recuerda a la gloriosa "Heart of the Sunrise", de Yes.La contención no es el fuerte de estos tejanos, pero "Bells of Creation" es un medio tiempo la mar de conseguido, explosión final incluida. La preciosa "Luna Park", construida con acústicas, piano y una interesante estructura rítmica, recuerda a los U2 de mediados de los ochenta, mientras que "Fields of Coal" navega en las agradecidas aguas de la sorpresa: Arcade Fire envenenados de testosterona e invocando al espíritu de los Pogues. El aire tabernario de esta última reaparece en "Insatiable Two", pero a la inversa, de bajón y con muchas pintas ya vacías sobre la mesa, confirmando un cambio de rumbo creativo que puede dar bastante más de sí.

César Luquero

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar