The Broken Man The Broken Man

Álbumes

Matt Elliott Matt ElliottThe Broken Man

6.6 / 10

ICI D’AILLEURS

El más que digno retorno de Third Eye Foundation hace dos años, ese “The Dark” que servía para demostrar que Matt Elliott no se había olvidado de diseñar y armar su música desde prismas electrónicos, hizo pensar en la posibilidad de que su trayectoria en solitario sufriera algunos cambios y mutaciones sonoras e inyectara recursos que ya parecían enterrados en su singladura artística. Quizás porque su trilogía sobre canciones, formada por los álbumes “Drinking Songs”, “Failing Songs” y “Howling Songs”, invitaba a sospechar, con cierta razón, que su discurso empezaba a mostrar signos de repetición y estancamiento y que algunos de sus seguidores pedían algo distinto. Sea como fuere, “The Broken Man”, su primera grabación como Matt Elliott en cuatro años, desmiente por completo esta percepción y nos pone a todos en nuestro sitio: queda claro, ahora más que nunca, que cuando publica con su nombre parece que ya nada puede apartarle de la senda de ese folk tristón, de aires románticos europeos, con el que se ha movido estos últimos años.

Esta vez, sin embargo, destaca un matiz en su modus operandi: si anteriormente la gran influencia en su visión del folk se podía rastrear en las canciones portuarias, en el folklore ruso o la melancolía existencial de los pueblos de Europa del Este, aquí no hay ningún disimulo a la hora de proclamar que el flamenco, la guitarra española y, también, la canción de autor latinoamericana son algunos de los hilos argumentales que le han servido de inspiración. “Oh How We Feel”, pieza de inicio, arranca con un solo de guitarra de eminentes raíces andaluzas, y a partir de ahí Elliott se reconduce a sí mismo hacia posiciones folk más cómodas en un cruce bastante pautado entre Paco de Lucía y Leonard Cohen. Once minutos cálidos y sosegados que finalizan con la ayuda de un coro vocal, un recurso expresivo con el que el cantante pretende reengancharse a la estética e idiosincrasia de “Drinking Songs” a pesar de los matices flamencos del principio. Es decir: hay novedades en el frente, pero con cautela y muchas reservas.

La sensación es que esta aportación estética y conceptual de la música española es más puntual y complementaria que fundacional. “The Broken Man” apenas difiere en el fondo y la forma en relación a sus inmediatos predecesores, y estas sensibles incorporaciones o actualizaciones sonoras, que solo se manifiestan explícitamente en la ya citada “Oh How We Feel” y en “This Is For”, ejercen como maquillaje detectable y reconocible en el contexto de un discurso continuista y predecible. Matt Elliott sigue perfeccionando, puliendo y estilizando su folk de perdedores solitarios con acento y mentalidad eslava, y en ese sentido este nuevo álbum no plantea ninguna queja, es un magnífico ejercicio de estilo en sí mismo, pero es inevitable tener la sensación de que la fórmula no da más de sí y que esto ya lo hemos escuchado antes. Quién sabe, quizás es que seguimos echando de menos a ese personaje travieso y temible, el de “The Mess We Made”, que era capaz de perturbar las leyes del folk con otras armas expresivas.

Julio Pardo

Matt Elliott - Oh How We Fell

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar