The Boxer The Boxer

Álbumes

Kele KeleThe Boxer

6.9 / 10

Kele The Boxer

WICHITA / COOP SPAIN - NUEVOS MEDIOS

Tocarse la carita con John Lydon entre bambalinas en el festival Summercase 2008, aparcar la banda que lo ha cubierto de laureles, comprarse una casa, apuntarse a kick-boxing y ponerse jamelgo, salir del armario y reconducir su capacidad compositiva hacia la pista de baile. Esto es lo que ha hecho Kele Okereke en los dos últimos años. Visto así, no extraña que titule a su debut en solitario “The Boxer”. Para un tipo cuya fuerza vocal nunca consiguió eclipsar la profundidad de sus sentimientos y que siempre ha hecho gala de una considerable timidez, afrontar un cambio de vida de esta índole ha debido suponer un combate. Sin saber cómo de castigado ha salido de cada asalto, es fácil intuir que su estreno en solitario supone la enésima batalla, la que concierne a lo profesional. Y, en una persona que siempre se ha encargado de demostrar fehacientemente que él vive por y para la música, este asalto tiene especial importancia. El ex vocalista de Bloc Party ha conseguido que su estreno en largo suene, entre otras muchas cosas (buenas y malas), a ganas de hacer bien las cosas, a sentirse a gusto con uno mismo. Sincero.

Sin embargo, conseguir borrar de tu mente Helicopter o Banquet cuando escuchas la voz de Okereke es harto difícil. Sólo sería posible evitar las comparaciones si en “The Boxer” encontráramos algún tema que consiguiera volar más alto que alguno de los hits que han encumbrado a Bloc Party. De hecho, en mi caso particular ni siquiera encuentro temas de la banda de Liverpool que hayan volado más alto que los de “Silent Alarm” , uno de los debuts mejor paridos de la década pasada. Comandado por Kele, el conjunto fue reconduciendo su sonido por caminos electrónicos; paulatinamente, con seguridad. Pero sin el que fuera su mejor aliado para debutar: el factor sorpresa. Okereke podía haber tomado nota de esta lección. Presentarse musicalmente en solitario le brindaba la oportunidad de volver a explotar el factor sorpresa, sin embargo “The Boxer” suena a transición entre “Intimacy” y haberse hecho coleguita de Tiësto. Y yo me pregunto: ¿no hay productores suficientes en el mundo, Kele? ¿De verdad un tipo como tú, que lleva tiempo en el negocio, piensa en electrónica y se mira la lista de los mejores DJs del mundo de la DJ Mag? Obviamente, “The Boxer” no es un disco de progressive machacón, pero tiene detalles de esa raza que huelen a necesidad de copar radio charts comerciales e hilos musicales del Primark. “ Tenderoni”, el primer single, ejemplifica esto a la perfección. Pero “ All The Things I Could Never Say”, que es un subidón infinito de tech-house en el que nunca entra el bombo, reafirma la teoría. En “ On The Lam”, bañada de sintes “davidguetteros”, “calvinharrinistas”, Okereke pierde hasta su voz, que se queda en un hilillo entre el “quiero parecer sexy” y “quiero parecer tierno”.

Aquí acaba el embauque de techno sobado y el resto del disco se acerca más al concepto de pop electrónico, aunando la producción digital y la capacidad compositiva de Kele, skill que no ha dejado atrás en su renacer artístico. “ Walk Tall”, “ The Other Side” o “ Everything You Wanted” explotan estos dos pilares, sobre todo por la originalidad de las bases loopeadas, a las que no hace falta añadirles mucho más si se acompañan de la voz de Okereke en todo su esplendor, su fuerza y su carisma. La balada del disco se llama “ The New Rules” y es high class dentro del conjunto. Es la prueba de que Kele Okereke no tiene por qué juntar electrónica con pista de baile si realmente quiere seguir haciendo buena música. Quizás sean estos los ejercicios más alejados de su pasado y más originales, al resto de piezas siempre se les puede encontrar algún inconveniente. No todo iba a ser gloria, claro. Kele ha tanteado el terreno, se ha puesto a prueba y ahora tiene un testeo de por dónde pueden o deben ir sus intenciones creativas. Lo de volver a Bloc Party ya ni lo nombramos, ¿no?

Mónica Franco

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar