The Black Book of Capitalism The Black Book of Capitalism

Álbumes

Sylvain Chauveau Sylvain ChauveauThe Black Book of Capitalism

8 / 10

Sylvain Chauveau  The Black Book of Capitalism TYPE

En el principio fue el post-rock, ese post-rock de segunda fila de la década pasada que no lo acababa de tener todo despejado en el horizonte: ¿se va hacia la electrónica, se tira para el jazz como Tortoise, o se intensifica el ruido? Ya fuera en el dúo Arca o bajo el alias Micro:Mega, Sylvain Chauveau estaba por el 2000 probando direcciones nuevas con las que proseguir una carrera a título individual, y el impresionismo francés y Michael Nyman se le cruzaron por el camino. “Le livre noir du capitalisme”, editado originalmente ese año por el sello Noise Museum, ha vivido hasta hoy dos reediciones más, prueba de que se trata de un trabajo flotante, en tierra de nadie, difícil de situar en a trayectoria de Chauveau. En realidad, lo difícil no es colocarlo –es el comienzo de todo–, sino compararlo con lo que vino después. La primera reedición, de 2002, fue como volver a abrir la puerta. Esta, de 2009 –hay otra, en vinilo, de finales del año pasado–, sirve para cerrarla.

Nos explicamos: “The Black Book Of Capitalism”, ahora en versión traducida al inglés, fue el disco con el que Sylvain se lanzó a mezclar pianos con guitarras, trompetas con electrónica y cuerdas con ruidos de campo, a la caza de la hermosísima miniatura instrumental, siempre con el ocasional gemido de fondo –que puede ser tanto pose, como error, como homenaje a la espontaneidad orgásmica de Glenn Gould– y la estética de las bandas sonoras como objetivo. En aquellos días, sólo los más avezados cazadores de novedades tenían en cuenta los experimentos con los pequeños ensembles de este francés renegado del rock arty: ni existía escena neoclásica, ni el cine, o los museos, contaban con él, y así el disco se quedó en una rareza exquisita y minoritaria. Pero por mucho que quedara olvidado en un cajón, fue el arranque, el acicate que le permitió a Chauveau avanzar: vino después Un Autre Décembre –filigranas al piano– para el subsello 130701 de Fat Cat, su disco de versiones de Depeche Mode –sublime Down To The Bone”– y sus primeros encargos para ballet, cine y teatro –recogidos en Des Plumes dans la Tête y S.–, hasta llegar al casi perfecto Nuage (2007) en Type. A medida que se formaba una escena neoclásica con Max Richter, Helios y Jóhann Jóhannsson como principales impulsores, Chauveau ya se había colado en el pelotón de cabeza.

“The Black Book of Capitalism”, pues, llega para llenar un hueco allí a donde muchos seguidores del francés nos faltaba este debut, por momentos de un impresionismo obvio, otras veces de arreglos torpes, pero casi siempre con chispazos de inspiración, hábil a la hora de extraer y utilizar con soltura los recursos emocionales: las trompas de “Et peu à peu les flots respiraient comme on pleure”, que simulan una oda triunfal de la antigua Roma, o “Géographie intime” y sus gorjeos de ruido para concluir un inciso virtuoso en la manipulación de la cinta magnética, o el momento vocal –susurros interiores con timbre femenino en lugar de la pirotecnia de una soprano– de “Ses mains tremblent encore”. Con este disco, Chauveau demostraba que tenía madera para ser uno de los grandes, que estaba presto a crecer, y que además entraba en el terreno de juego con los deberes aprendidos. Hay instantes aquí que pueden sonar obvios o mejorables, claro, como en toda obra de aprendizaje, pero hay muchos también a los que no sería necesario cambiarles ni una sola nota: ya anticipan la madurez de un compositor esencial de nuestro tiempo.

Javier Blánquez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar