Tenniscoats & Secai Tenniscoats & Secai

Álbumes

Tenniscoats & Secai Tenniscoats & SecaiTenniscoats & Secai

7.5 / 10

NOBLE LABEL

Saya y Takashi Ueno podrían ser ilusionistas. Todo lo que tocan se convierte en humo de feria, hologramas irreconocibles y cristales del color de un mar que no existe. Sus canciones son como las alas de un insecto. Se pliegan y despliegan. Son transparentes y parecen hechas de materia orgánica. El rastro de discos y colaboraciones que este dúo de Tokio ha ido dejando como Tenniscoats es difícil de seguir. Repartidos entre sus propios discos, proyectos paralelos, música para instalaciones de videoarte y grabaciones en solitario -como “Sui-Gin”, un disco de improvisaciones en la onda de Derek Bailey que Takashi grabó con una guitarra acústica de doce cuerdas y un Moog, editado por el sello australiano ROOM40 hace unos meses-, los dos llevaban dos años probando y ensayando canciones junto a Secai ( Daisuke Namiki y Takeshi Hiruma), dos chicos que graban piezas ambientales llenas de crujidos rotos para majicick, el sello de Saya y Takashi . “Tenniscoats & Secai" son diez postales frágiles y luminosas que se extienden a lo largo de una hora en la que Tenniscoats reivindican la belleza de discos como “Tan-Tan Therapy” (grabado entre Estocolmo y Colonia junto a los suecos Tape, y editado por Harpa durante el año pasado) o “Totemo Aimasho” (ROOM40, 07), dejando que el contacto creativo con Namiki y Hiruma reinvente un sonido que parecía haber agotado muchas de las posibilidades que la banda japonesa había explorado en aquellos dos discos. Secai no actúan sobre estos temas como extraños, no los remezclan, sino que los alteran desde dentro. Sus bases hechas con programaciones y efectos son como andamios sobre los que colgar guitarras, frases de melódica y clarinete o vibráfonos. Son trozos de música secándose en un tendedero.

Juan Monge

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar