Tasteless Peace Tasteless Peace

Álbumes

Beach Beach Beach BeachTasteless Peace

6.9 / 10

A menudo los festivales sirven para calibrar el éxito y la progresión de determinadas bandas. Es el caso de San Miguel Primavera Sound y Beach Beach. El dúo mallorquín formado por Pau Riutort y Tomeu Mulet actuó en 2011 en el marco del Primavera Baixa Al Metro y Primavera A Viva Veu. En la próxima edición lo harán en el escenario Pitchfork, dentro del Parc del Fòrum, junto a bandas punteras internacionales como SBTRKT, The War On Drugs y Sleigh Bells. Este salto de calidad se puede resumir básicamente en el hecho de que irán a presentar su álbum de debut, “Tasteless Peace”, acogido por La Castanya. Este disco llega casi dos años después de su 7” de debut, “Leeuwenhoek”, que parece que surgió, por aquello que se dice en Ses Illes, porque lo mejor para acabar con el aburrimiento en invierno es crear un grupo. Con todo, no estamos hablando de unos advenedizos, ambos ya llevan un buen tiempo en el circuito indie estatal, Riutort con Extraperlo y Capitán y Mulet con Der Ventilator y Kana Kapila.

Aunque su génesis se puede ubicar en algún punto indeterminado del invierno, la música de Beach Beach no tiene nada que ver con esa triste estación del año que acabamos de dejar atrás, más bien surge como reacción hacia ella (el nombre artístico reiterativo pone el resto). Su manera de combatir el frío no es ponerse capas y más capas de ropa y dar sorbos al caldo de la abuela mientras tiembla el cuerpo, sino fabricar cortas canciones de factura lo-fi con influencias que van desde el punk de los 70s hasta el noise-pop de los 90s. Esa chatarrera “Trembling” no llega al minuto y medio, pero le basta y le sobra para contagiar buenas vibraciones con ese aroma tan soleado de bandas contemporáneas como Wavves y Male Bonding. La apertura, “Worries”, es otro de los mejores ejemplos para explicar cómo se las arregla el dúo para sonar sencillos pero no simples. Por las mismas aguas se mueve “Cards”, que parece la respuesta estatal de The Pains Of Being Pure At Heart, o cómo emular a los My Bloody Valentine de “Isn’t Anything” sin salir malparados.

Los mejores momentos los encontramos en “Manouvres”, épica de tonos emo (no olvidemos que citan entre sus influencias a Algernon Cadwallader) y esa “Tasteless” que sirve de primer sencillo y que evoca pies descalzos sobre la abrasadora arena de la playa. Tiene un punto The Drums –que, de hecho, sobrevuela por todo el disco– y esos aires tropicales que sin duda habrá aportado Pau Riutort de su experiencia en Extraperlo. Pero “Tasteless Peace” es un trabajo que sirve para diversos espacios. La siguiente canción, “Plants”, con una percusión bien marcada, recuerda a ese punk machacón de pub de bandas como Buzzcocks y The Undertones. La muy Superchunk “Monster” sirve para demostrar que los isleños también se desenvuelven con los medios tiempos y no todo este largo es material para gastar zapatilla. Beach Beach son, pues, unos más que dignos representantes del actual movimiento revival 90s. Puede que les falte un poco para llegar al nivel de otras formaciones más efectivas a la hora de crear himnos memorables como Yuck y Cloud Nothings, pero muy probablemente algún despistado que se acerque a verlos en el Primavera Sound disfrute mucho con su enérgico directo y los confunda por dos chavales de Brooklyn.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

anorexia

Actualidad

"No sois princesas": la campaña contra los blogs que incitan a la anorexia

Hay que acabar con estas páginas que incitan al odio a una misma.

leer más
justin

Columnas

Las lágrimas de Bieber y el plumero de la Minaj: así fueron los VMA

Resumen de la gala: polémicas everywhere.

leer más
Naif

Actualidad

Naif vivió un atroz caso de maltrato; ahora disfruta de su nueva familia

"Afortunadamente, el que intentó asesinarlo no consiguió su objetivo, y Naif no solo ha salvado su vida, sino que acaba de ser adoptado".

leer más
Agresión nazi Bilbao

Actualidad

Neonazis agreden a un menor y le graban una esvástica con una navaja

Además, los agresores grabaron un "88" equivalente al grito "Heil Hitler" en simbología nazi

leer más
Samantha Conlon

Columnas

Mis amigas no quieren ser madres

Mis amigas no quieren ser madres, ¿y qué? 

leer más
cara delev

Ficciones

Por qué creo que Cara Delevingne es, en realidad, un hombre

Diario de una becaria.

leer más
Mona Matsuoka

Actualidad

Mona: la modelo que quiere ser Sailor Moon

Si Nylon Japan dice que hay que seguir su Instagram, será por algo.

leer más
slender

Actualidad

Si matan a su amiga, el hombre sin rostro lo verá y las protegerá para siempre

Capítulo 2 de 3. Aquí puedes leer el capítulo 1.

leer más

cerrar
cerrar