TM: 103 Hustlerz Ambition TM: 103 Hustlerz Ambition

Álbumes

Young Jeezy Young JeezyTM: 103 Hustlerz Ambition

6.8 / 10

DEF JAM-UNIVERSAL

Hace tres años, cuando apareció “The Recession”, disco atrevido que conseguía llevar el crunk a nuevos estratos emocionales y líricos y que, además, capturaba el convulso inicio de la crisis económica con una honestidad y franqueza encomiables, el rapper de Atlanta Young Jeezy era uno de los hombres del momento, candidato a rivalizar con Lil Wayne y T.I. por el trono sureño y aspirante muy serio para convertirse en una de las referencias más populares y exitosas del panorama rap norteamericano. Hoy, en cambio, es imposible quitarse de encima la sensación de que ese rol y ese papel ya se lo han arrebatado otros y que Jeezy ya no es esa figura relevante que estaba en boca de todos cada vez que publicaba un nuevo álbum. “TM: 103 Hustlerz Ambition” veía la luz a finales de diciembre, y en estos quince días se han despachado 300.000 copias del álbum. Es una cifra considerable y muy respetable en los tiempos que corren, pero la realidad también es cruda: estos días se habla más de la nueva mixtape de Rick Ross que de este disco.

Una de las causas de esta progresiva pero contundente pérdida de protagonismo cabe atribuírsela, como es costumbre, a la industria. Casi dos años de retraso, con constantes cambios de fecha y negativas de Def Jam, han estigmatizado la publicación de un disco que se ha quedado viejo y desfasado y que llega tarde, nunca mejor dicho. Pero también es inevitable pensar que Young Jeezy no ha sabido amoldarse a las exigencias del género y sus cambios de rumbo constantes, y cuando escuchas “TM: 103 Hustlerz Ambition” tienes la sensación de que no ha habido evolución ni crecimiento en su discurso, ni para bien ni para mal, y eso denota un conformismo y una comodidad que repercute en el contenido musical y lírico del álbum. No es un mal disco, ni mucho menos, son perceptibles muchos de los rasgos y argumentos que merecían atención y elogio en sus inicios, pero también es cierto que en estas nuevas canciones no sucede nada destacable ni memorable.

Demasiado larga y lineal, esta última entrega de la trilogía “Thug Motivation” brilla más en el apartado sonoro que en el lírico, gracias a un completo trabajo de producción en el que están involucrados Drumma Boy, J.U.S.T.I.C.E. League, Lil’ Lody y, ojo, Warren G. Ellos esculpen un armazón más funcional que inspirado, poco arriesgado en las formas y los objetivos, en que insisten en esa variante emocionalmente intensa y melódica del crunk que ha caracterizado su trayectoria – “All We Do”, espléndida, de las mejores del lote, simboliza a la perfección en qué consiste el ‘sonido Young Jeezy’–, en esta ocasión con algunas incursiones más ligeras y, diría, pop – “Leave You Alone”, con Ne-Yo–, sin sorpresas ni argumentos para salirse del guión establecido. El problema es que Jeezy no consigue dar ese paso hacia delante, ese salto de calidad lírico, que sí dieron en su momento Weezy – “Tha Carter III”– o T.I. – “Trap Muzik”– cuando la ocasión lo requería, y eso acaba frenando su progresión como MC, que aquí sale peor parada que en sus dos lanzamientos previos. Y es una lástima, porque de la última hornada de gangsta-rappers célebres que han surgido en la zona sur nuestro protagonista es uno de los que consiguen transmitir más verdad y credibilidad en sus rimas.

David Broc

Young Jeezy - I Do (Ft. Jay-Z & Andre 3000)

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar