Sun Shadows Sun Shadows

Álbumes

Mike Gao Mike GaoSun Shadows

7 / 10

Mike Gao  Sun Shadows MACHINA MUERTE

Meter el dedo gordo del pie en la piscina. Clavar las gafas de sol en la punta de la nariz para ver mejor a las chicas en top less. Desgranar cogollos de marihuana con un vaso de cerveza fría hincado en la arena. Poner Mike Gao a todo volumen en el iPod. Decir: “me cago en la puta, esto es vida”. Así es como funciona el ritual, así es como se disfruta de esta música: con ánimos vacacionales y espíritu “Risky Business”. Una mezcla de Salva, Lone, Jay Dilla, Teebs, Hudson Mohawke, Robot Koch y Jake Slazenger: de este modo podríamos definir el sonido del beatmaker angelino, un esteta del groove futurista con etiqueta West Coast, un sabueso provisto de un hocico prodigioso para encontrar la cara más soleada del funk líquido de ultimísima generación. Glitches destilados con artesanía, sintetizadores veraniegos oriolescos y bajos celulíticos copan el protagonismo en un puzzle offbeat de psicodelia estival controlada. No suena excesivamente nuevo, de acuerdo, pero la cristalería de este tipo es finísima y está llena de detalles a descubrir para los que escuchan con lupa.

El productor, que hasta ahora se había movido en el mercado en colaboraciones con Qwell, Mestizo o Tokimonsta (musa indiscutible de PlayGround), exhibe en su debut en solitario gran destreza y absoluta precisión en el manejo de la alquimia digital californiana. Basta con verle en plan clintoniano (por George) y clitoriano (por los graves) en el highlight “Don’t Fake The Funk”, con Zackey Force Funk y Eddy Funkster: una fiesta ruidosa y sucia de slaps asesinos, synth madness y falsetes à la Prince. La destreza de Gao en el estudio como hacedor de headbangers es también notable: en “Crime Killz x Humansuit” activa un reactor de soul, dubstep, drum’n’bass y 8bits que te deja el esternón como el papel de fumar, y en “Worthy Unworthy” se acerca con respeto a la ortodoxia wonky, pero impregnándose del inconfundible aroma de bronceador mezclado con salitre y tabaco rubio. Es la misma pulsión californiana de ritmos horneados en la glitcherie que presentan cortes tan excelsamente construidos como “End Squence (Glimpse)” o “BOVGVEREAG”, con marejadas de teclados y melodías de funk cartoonesco que sientan como un Powerade azul en plena canícula. Necesario, pues, para estas vacaciones, suave y amargo como una tónica, “Sun Shadows” se nos muestra como un artefacto soulful, hipnótico, tostado y cannábico: high end theory.

Óscar Broc

Mike Gao - Murasaki Kumo

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar