Summertime! Summertime!

Álbumes

The Drums The DrumsSummertime!

8.6 / 10

The Drums  Summertime! MOSHI MOSHI / LA COOPERATIVA-NUEVOS MEDIOS

Si eres de los que están totalmente metidos en la moda de “el EP era mejor” (es decir: si eres un moderno de esos que dicen que prefieren la maqueta porque cuando sale el primer disco resulta que alguien más que tú conoce al grupo en cuestión), no te saltes el texto que viene a continuación porque, de lo contrario, perderás la oportunidad de decir tu frase favorita a tus colegas de aquí a unos meses. “Summertime!” es un EP y casi que da un poco de rabia de lo bueno que es. ¿Rabia por qué? Porque cuando salga el debut de The Drums, como pasó con Passion Pit, Glasvegas y (si me apuráis) La Bien Querida, el patio de cotorras habitual seguro que se va a aferrar a “el EP era mejor”.

Y será una pena, porque “Summertime!” es una especie de cóctel (refinado, de esos que te ponen con trozos de pepino y pétalos de rosa... y después te piden 12 euros por copa) en el que se mezclan sabores que nunca habrías pensado que casaran tan bien. Para empezar, aquí hay mucho de la reciente ola de hypnagogic pop que se bautizó mirando hacia Suecia, por mucho que The Drums vengan de Nueva York: su video de presentación para la canción “ Let's Go Surfin'“, con ellos corriendo por la playa, tan rubiales, tan veraniegos, tan estilosos, tan aflequillados, ya hacía pensar en el país de bandas como The Radio Dept., The Though Alliance, The Embassy o The Legends (y no nos engañemos: con todas estas bandas tienen mucho en común). Pero aquí también caben las guitarras cristalinas de New Order (“ Don't Be A Jerk, Johnny”), la feliz tristeza y la melancolía luminosa de los The Cure menos cucarachos (“Let's Go Surfing”), los coros y ritmos de las girl-bands motowneras pasado por el filtro sudoroso del escenario de The Smell (“ Down By The Water”, “ Saddest Summer”), el espíritu costero de The Beach Boys (“ Make You Mine”) e incluso un punto de revival ochentero de pop comercial a lo Alphaville o una dimensión paralela hetero-friendly de Erasure (“ I Felt Stupid”). Vamos: el punto intermedio entre la languidez baleárica sueca y una versión luminosa del reciente garage surfero y refinado provinente de Los Ángeles.

Letras sobre chicas y chicos, veranos que nunca acabarán, teen-loves apasionados, lloreras emos como si volvieras a tener 16 años, ganas de vivir, reír, besar labios húmedos, perder la virginidad en el asiento trasero del coche de tus padres... El álbum al completo se resume en lo que hay entre el fraseado que abre la excepcional “Saddest Summer” (“ If you've got a boyfriend / Well go kiss him / If you've got a girlfriend / Well go kiss her”) y los fuegos artificiales que suenan al final de la misma canción. El verano no está cerca, pero “Summertime!” es un buen placebo para que los meses pasen rápido. Eso sí, en el caso de que The Drums saquen disco para entonces, que a nadie se le ocurra joderme el estío con lo de “el EP era mejor”.

Raül De Tena

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Levine

Actualidad

La mujer que disparaba a los ojos del horror

Levine siente la destrucción de hogares como propia porque este también es su hogar.

leer más
No cuela

Historias

22 cosas absurdas que haces para quedar bien

Los dejamos pasar porque en el fondo no hacen daño a nadie, por eso se siguen haciendo.

leer más
Ramo Niemi

Entrevistas

Delirios y miserias del primer 'indie' español

La editorial Contra publica ‘Pequeño Circo’, el relato definitivo sobre “los orígenes” de la escena independiente nacional, contado por sus ...

leer más
Sacco Bumf

Actualidad

Totalitarismo y perversión sexual: aquí ha pasado algo jodido

Chico conoce chica y ambos conocen al estado

leer más

Actualidad

¿Y si grabamos en cámara lenta al perro más lento del mundo?

Mi única filosofía es "dame comida".

leer más
top embarazada

Actualidad

¿A quién quieres más, al bebé o a tu vicio favorito?

Un estudio muestra cómo sufren los bebés de las embarazadas que fuman, pero María tiene algo más importante en lo que pensar

leer más
kanyeadidas

Columnas

Así es como el chándal dejó de ser un símbolo de derrota

La ropa deportiva ya no es solo para vagos y pordioseros. Ahora puedes llevar pantalones de chándal y seguir molando.

leer más
Mira Gonzalez

Actualidad

Esta escritora hará que nunca te sientas solo (pero también te volverá loco)

Quién quiere un psicólogo, si existe Twitter.

leer más

cerrar
cerrar