Sub Verses Sub Verses

Álbumes

Akron/Family Akron/FamilySub Verses

6.7 / 10

Sorpresa en el octavo trabajo de Akron/Family: parece que dejan de lados los arreglos preciosistas, las melodías del freak folk y abrazan el rock setentero con una fiereza a la que no tienen acostumbrados a sus fans. De hecho, apenas se les reconoce en el tema que abre el disco: “No Room” suena distorsionado, con unos coros algo tribales y una percusión que se da la mano con riffs incendiarios. Dice Seth Olinsky que este álbum está inspirado en la “épica masculina norteamericana” y en el polvo, la piedra, el cielo y la tierra. Si el pasado año fue Dan Deacon quien se decantó por inspirarse en Norteamérica para su último trabajo, parece que ahora le toca a Akron/Family, y para ello han optado por un sonido monolítico.

Las canciones de “Sub Verses” desconciertan: a medio camino entre el noise, el rock progresivo, los coros característicos del free folk y la electrónica (ojo a los sintetizadores de “Sand Talk”), Akron/Family construyen un álbum sólido, cercano a la experimentación y el rock más duro con el que abogan por una nueva épica, alejada de todo aquello a lo que nos tienen acostumbrados: simplemente esa portada diseñada por Stephen O’Malley de Sunn O))) nos da una buena pista de los derroteros de este álbum con una abrasión insólita en Akron/Family y con la que pueda que se alejen los fans más apegados al sonido de “Love Is Simple”, pero que sin duda les pone en un lugar más incómodo e interesante. Pero Akron/Family no se han limitado a los riffs de guitarra, sino que sorprenden también con canciones como “When I Was Young”, claramente influenciada por la producción de Phil Spector, o con el sonido “hawaiano” de “Samurai”.

Akron/Family demuestran con creces en este álbum que pueden trascender ese free-folk que empieza a oler a puro agotamiento, pero el principal problema al que se enfrenta “Sub Verses”, quizás, es su propia naturaleza: lejos de ser un álbum para escuchar en solitario, se presta, y mucho, a una escucha colectiva, ritual y en estados algo alterados. Si no, es difícil admirar la complejidad de un trabajo que habría hecho las delicias del cualquier aficionado al “stoner rock”. Puede que “Sub Verses” no sea el disco definitivo en la carrera de Akron/Family, pero sin duda es el primer paso para no morir (ni matar) por aburrimiento.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar