Standing At The Sky’s Edge Standing At The Sky’s Edge

Álbumes

Richard Hawley Richard HawleyStanding At The Sky’s Edge

6.3 / 10

Cuando ya nos habíamos acostumbrado a sus baladas añejas, a los gestos de crooner de otra época y a ese particular sentido de la elegancia, llega Mr. Hawley y nos sorprende con un disco rockero, inspirado además en esa escena del brit-pop en la que se dio a conocer como músico a mediados de los 90s. Si rascamos un poco más, notamos incluso la influencia de los últimos Beatles, con sus sitares y sus capas de guitarras superpuestas: he ahí “She Brings The Sunlight”, con sus instrumentos de cuerda, su distorsión y su riff psicodélico. O “Down In The Woods”, que nos hace volver un par de décadas en el tiempo.

Los vericuetos por los que transcurre “Standing At The Sky's Edge” son, efectivamente, más oscuros, densos y rockeros que los discos anteriores del de Sheffield. Dice Hawley de este álbum que es su disco “enfadado”: más que enfadado, tal vez lo correcto sería decir enérgico. Lejos de abstraerse en ese mundo idealizado de las baladas de amor y las canciones con grandes orquestaciones, aquí todo es más crudo y áspero, las guitarras más sucias, las melodías menos contagiosas. Y si Hawley antes se miraba en los años 50s y 60s, ahora vuelve atrás la vista a los 90s y a su propia tierra, alejándose, quién sabe si definitivamente, de ese intimismo que tan buenos resultados le dio desde que dejara Pulp para comenzar su andadura en solitario. No significa eso, ni mucho menos, que Hawley se haya olvidado por completo de esa faceta suya, pero sí que deja de tener el protagonismo de antes. “Don't Stare At The Sun” o “Before”, sin ir más lejos, pueden satisfacer las ganas de ese Hawley íntimo y preciosista que en el resto del álbum se diluye entre otros experimentos. Porque Hawley no se limita a dar tintes rockeros a las canciones de “Standing At The Sky's Edge”, sino que además hace leves incursiones en la electrónica en “Seek It”, aunque la canción finalmente derive en pop sofisticado.

La sensación que desprende “Standing At The Sky's Edge” es la de un disco de transición, que sin dejar de lado la faceta que conocíamos de Hawley, apuesta por nuevos sonidos que puede que no sean lo que esperábamos, pero que sin duda dibujan un camino aún por explorar en la discografía del artista de Sheffield.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar