Special Affections Special Affections

Álbumes

Diamond Rings Diamond RingsSpecial Affections

7.4 / 10

Diamond Rings Special Affections SECRET CITY RECORDS

Érase una vez una locaza canadiense y pretenciosa que, poseída por un espíritu fluorista y la sombra de ojos de MAC, se quiso adentrar en el pop electrónico low-cost. Esto es lo primero que se puede pensar al ver al bueno de John O’Regan haciendo sus pinitos en varios videoclips en forma de coreografías thrash, documentos de culto con los que nos ha estado obsequiando en estos últimos meses. Cuando “All Yr Songs” llegó a nuestras vidas, hubo quien se pensó que ante lo que estábamos no era más que una versión extremista –estéticamente hablando– de aquel quiero y no puedo en que se acabó convirtiendo Frankmusik. Pero lo que ocurre con Diamond Rings es muy distinto. Si dejamos de un lado lo visual –y seamos sinceros: Bowie ha hecho más por la historia del travestismo que Ru Paul–, el proyecto de O’Regan se aguanta musicalmente por sí solo. Muchos se mantendrán inalterables en sus prejuicios contra lo andrógino y la identidad sexual dubitativa, pero a pesar de todo Diamond Rings pone de manifiesto que con un simple ordenador y cuatro céntimos se pueden firmar canciones adictivas en extremo (el abuso de colorete va aparte).

O’Regan no es un novato musical. Junto a The D’Urbevilles lleva tiempo tocando en antros canadienses bajo la bandera del post-punk, ofreciendo algo radicalmente distinto a lo que nos presenta con este alter ego. Según él mismo ha contado en varias entrevistas, las canciones de “Special Affections” estaban destinadas a ser interpretadas en clave folk. Lo que ocurre es que, después de probar suerte con el Garage Band y comprarse un laptop, tomó la decisión de sumarse y militar en la doctrina del do it yourself haciendo lo que le salía de la peineta. Durante este tiempo que nos ha tenido en ascuas hasta la publicación de su debut –tenía que haber sido el nuevo fichaje de Tomlab, pero al final Secret City Records se ha llevado el gato al agua– el zagal ha tenido tiempo para girar con Owen Pallett, estrechar relaciones con PS I Love You e, incluso, hacer una versión del “Gentleman Who Fell” de Milla Jovovich, tema de cuando la actriz-modelo se las daba también de cantante. Aunque eso sí, sin saber el porqué, para su puesta de largo ha decido prescindir del vaporoso trallazo titulado “Show Me Your Stuff”, el de aquel estribillo que parecía la antesala de “Pop” (N Sync).

Lo mejor de este descubrimiento es la voz de O’Regan, que se mueve en tesituras de barítono sin ser nada de eso. Aunque obviamente, a lo largo de “Special Affections” llega un momento en el que la precariedad de su producción hace que se resientan algunos temas que, con un poco más de inyección económica, podrían haber dejado en bragas a muchos revitalizadores del pop ochentero. Dejando a un lado esas cajas de ritmo repetitivas que están por todas partes –se supone que esto, en un futuro, quedará resuelto cuando haya más presupuesto-, O’Regan entiende a la perfección la estructura que una canción pop debe tener para calar hondo: estribillos marcados y pegajosos –“All Yr Songs”–, melodías que no hagan pensar más de lo debido – “Wait And See”– y algún que otro coro para entonar en parrandas de modernas etílicas – “On Your Own”–. También deja entrever su melodrama de piano triste y voz de crooner en “Play By Heart” y leves destellos de cuando predicaba en las parroquias rockeras –es el caso de “Something Else”–. Dicho de otra forma, “Special Affections” es el triunfo de otro Juan Palomo –yo me lo guiso, yo me lo como–, otro de esos artistas autónomos que tiran con lo mínimo y que pese a la precariedad económica saben sacar adelante sus buenas ideas que tienen amuebladas en su cabeza, pasándose por el forro, ya puestos, el qué dirán los demás. Con el tiempo se comprobará si la alianza de Diamond Rings con un productor de prestigio puede sacar a relucir el verdadero potencial de este joven –que se muere de ganas por trabajar con Stuart Price, cómo no–. Mientras tanto, aprueba con nota, y eso que viste como una mamarracha.

Sergio del Amo

Diamond Rings - Special Affections by SecretCityRecords

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar