Space Is Only Noise Space Is Only Noise

Álbumes

Nicolas Jaar Nicolas JaarSpace Is Only Noise

8.5 / 10

Nicolas Jaar  Space Is Only Noise

CIRCUS COMPANY

Desde que se tiene noticia de Nicolas Jaar, su nombre ha ido asociado a una pausada evolución dentro de los confines del house que ha conducido, en cierto modo, a la disolución del género, como si se echara un terrón de azúcar en un vaso de leche y se revolviera cuidadosamente con una cucharilla. En los 12”s previos a la publicación de este LP de debut, planchados en sellos como Wolf + Lamb, en el joven productor neoyorquino se encontraban todos los rasgos propios de un house etéreo –con samples o vocales de jazz, soul y gospel– que, paso a paso, ha acabado por vencer la ley de la gravedad y desprenderse del peso del beat que le ataba a la pista de baile para así volar por capas de la atmósfera a las que la música “de club” rara vez ha conseguido llegar –habría que pensar, acaso, en autores sui generis como Terre Thaemlitz, que se ha movido sin problemas entre el house avantgarde y el ambient, para situar la figura de Jaar en el contexto post-minimal–. De hecho, todos sus movimientos en el pasado 2010 anticipaban una mutación que en “Space Is Only Noise” parece completa, como el paso de la crisálida a la mariposa: se reconoce la huella lejana de la música de baile, pero esto es otra cosa. Se trata de un álbum inclasificable, escurridizo y downtempo en el que se advierte una ambición natural por trascender barreras y jugar con sus propias reglas.

Si vamos más allá del house y pensamos en términos exclusivamente de 2011, no es difícil encontrar a Nicolas Jaar en una localización paralela a la del fenomenal –por el fenómeno que se ha desencadenado a su alrededor– James Blake, otro músico que, por edad –ambos rondan los 20 años–, desapego a sus orígenes –uno en el dubstep, el otro en el house– y estrategias de composición parecería algo así como su döpplerganger (o quizá su alma gemela). No sólo les une una tendencia hacia el songwriting en sendas escenas en las que lo más reconocido es ser “escritor de sonidos” –Jaar tiene su momento crooner en “Space Is Only Noise If You Can See”, aunque no es, ni de lejos, tan devoto de la voz como Blake–, sino que basan su discurso en la búsqueda de los misterios que se esconden en la espesura del sonido. Este álbum, tanto como “James Blake”, guarda su esencia en los momentos en los que todo parece desaparecer y sólo queda un zumbido, una tenue capa atmosférica o un susurro flotando en la nada. Si vamos a piezas como “Être”, “Balance Her In Between You” o “Almost Fell” –que no son interludios, sino partes integrales de un todo que hay que escuchar sin pausas, como si fuera una suite impresionista; no hay que olvidar que, además de voces del soul como Nina Simone, uno de los compositores clave en la formación estética de Nicolas Jaar es Érik Satie–, apreciaremos que están compuestas de ruido estático y crujidos, sonidos de agua, notas de teclado difuminadas en la niebla, aire. La calma que va implícita en cierto jazz de medianoche, la idea del humo flotando sobre la cabeza del músico, el estado de trance del autor encerrado en su propio espacio creando música: estas son ideas que están pegadas al código creativo de Nicolas Jaar, que se ha tomado al pie de la letra la corriente lenta del house actual del mismo modo en que Blake ha creído que el paso natural para el dubstep era el de escribir canciones.

Nicolas Jaar, en cambio, puede estar tranquilo: será muy difícil que su propio pueblo se vuelva contra él como ha ocurrido con James Blake en el que quizá sea el backlash –o rechazo colectivo– más insospechado en mucho años. Este “Space Is Only Noise” aún se mueve por zonas seguras –el ambient, los field recordings, la influencia del jazz sin virtuosismos, las bandas sonoras, el house d’art– y no ha cometido la osadía de usar la voz sin camuflaje, aunque si buscamos por la red su proyecto “6 Edits” del año pasado, no hay que descartar que cantar, o contratar cantantes, sea la próxima de sus prioridades creativas. Mientras tanto, éste es –y será en los recuentos anuales– uno de los discos más significativos de la temporada por su inesperada abstracción acrisolada en una burbuja, su belleza indescriptible y su misterio inextricable.

Javier Blánquez

Nicolas Jaar - Space is Only Noise {youtube width="100%" height="25"}JXDSkG0dGoQ{/youtube}

Nicolas Jaar - Keep Me There {youtube width="100%" height="25"}xpC1YO6O5dA{/youtube}

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar