Soundtrack For A Winter’s Tale Soundtrack For A Winter’s Tale

Álbumes

The Bright The BrightSoundtrack For A Winter’s Tale

7.8 / 10

SUBTERFUGE

Miryam Gutiérrez y Aníbal Sánchez se conocieron en una sala de León mientras tocaban en una jam session. Pronto se estableció una buena conexión entre ellos y empezaron a colaborar. Primero, en Bright Baby Blues, proyecto como solista de ella, en la que Aníbal se animaba a ratos a acompañarla con la guitarra, y más tarde, como dúo oficial bajo el nombre artístico de The Bright. Sus primeras canciones ganaron el premio a Mejor Maqueta del pasado año que otorga el mítico programa “Disco Grande” de Radio 3, que dirige Julio Ruiz. Pero no fue su único padrino. Su música rápidamente llegó a los oídos de Subterfuge, que se fijaron en su talento desde el comienzo. Días antes de publicar este “Soundtrack For A Winter’s Tale”, les tocó telonear a Taylor Swift en el Palacio de Deportes de Madrid ante 4.000 personas. No fue una elección caprichosa, pues su música se mueve con brío entre las aguas del country y del folk.

Fácilmente comparables con She & Him, sólo faltaría que Aníbal cantase para acabar de redondear la idea. Pero hay más en The Bright, no hay que quedarse en la superficie (digamos, eso sí, a modo de piropo, que Miryam tiene la misma voz melosa y el físico encantador de la queridísima Zooey Deschanel). El folk de The Bright es contenido y suave, es decir, se acercan más a Bright Eyes (por supuesto, los de antes del “The People’s Key”) que a las composiciones barrocas de Fleet Foxes. La prueba del delito se encuentra en “Odd Towns (I Still Hear You Sigh)”, que evoca a la versión de “Lua” que Conor Oberst hizo en el recopilatorio “Dark Was The Night”. Aquí, buena parte del protagonismo recae en la voz de Miryam, siempre acompañada por la guitarra de Aníbal.

Aunque es de justicia decir que en “Soundtrack For A Winter’s Tale” también hay cabida para multitud de instrumentos, especialmente, los de cuerda. Además de la guitarra eléctrica (interesante solo el de “They’ll Go Away”), también se hace uso de la mandolina, el banjo, los violines y el bajo, y salen del trance con muy buena nota, más si tenemos en cuenta el exquisito resultado de “Deadweights”, una pieza a lo Chris Isaak que, a la vez, rememora las baladas noventeras de grupos como The Cardigans. Y es que The Bright tienden a cantar, especialmente, sobre el desamor, algo que se encuentra, por ejemplo, en esta misma pieza: “I want to love you / the way you deserve / but misunderstandings / are always there”, dice la letra.

De melodías serenas y reposadas, “Soundtrack For A Winter’s Tale” también deja espacio para piezas con un tempo más elevado. A “They’ll Go Away” hay que sumar “Your Private Garden” y “Rocking Chair”, una suerte de country-rock que, haciendo gala a su nombre, invita a balancearte sentado en una mecedora, y en la que Miryam se disfraza de Neko Case. Pero la demostración inequívoca de que se atreven con todo es ese cierre con “Cowgirl In The Sand”, versión de Neil Young que pasan por su filtro templado y dulcificado, reducen a la mitad la duración y a la mínima esencia la electricidad del original. Toda una declaración de intenciones, muy coherente, además, si tenemos en cuenta que “Harvest” se encuentra entre sus álbumes favoritos de todos los tiempos.

Mario G. Sinde

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar