Songs Songs

Álbumes

Rusko RuskoSongs

7.4 / 10

Alumbrado ya con polémica antes de lanzar el primer puchero, “Songs” ha generado un tsunami de controversia entre creador y mecenas. Después de que Mad Decent colgara el álbum en streaming en la web de Mixmag en una decisión unilateral, Rusko entró en cólera y comenzó a destripar con saña lupina a los responsables del sello estadounidense vía Twitter. Las hostilidades, aunque apaciguadas después de la retirada del streaming, no parecen haberse mitigado del todo, especialmente por parte del productor británico, que ha prometido venganza en los mismos términos.

Cuando los partos son así de sufridos, cuando ya comienzan las dentelladas en la misma línea de salida, los discos suelen resentirse. Eso sí, cuando el alquimista es Rusko, lastres de esta magnitud pueden convertirse en elementos de reafirmación y defensa a ultranza de tu producto. Yo estoy con él. Hay que proteger las obras con celo, regalarlas al tuntún no es de recibo, y menos cuando el material es tan jodidamente bueno y ha generado tantas expectativas.

El segundo álbum de Rusko, la continuación del sulfúrico “O.M.G.”, está pensado para alcanzar cumbres más altas que su predecesor. No hablo de la crítica, seguramente a muchos plumillas no les gustará el tufo bailable; hablo en términos de crecimiento, ambición, hambre, pasta. Normal que en el catálogo de ritmos de “Songs” encontremos un poso rave que le confiere un deliciosa euforia retro al tracklist. Como dice mi periodista musical favorita, Mónica Franco, la melancolía es droga dura y encima es gratis, de ahí que los acordes rave, los breaks old school, los pianos horteras y las voces eurobeat de “Somebody To Love” o “Whistle Crew” entren como agua del Carmen, trasciendan la anécdota lacrimógena para los que vivimos el verano del amor y encajen tan bien en las derivaciones de dubstep rabioso incrustadas a puñetazos. Tampoco faltan los segmentos jamaicanos, tan presentes en la obra del británico. Siendo un detractor del abuso de estos sonidos humeantes, debo admitir que “Roll Da Beats” me ha dejado la nuca hecha fosfatina.

De todos modos, donde más triunfa Christopher Mercer es en la mixología radical, esos cortes en los que entrelaza dusbtep crudísimo, house digital playero, voces femeninas afectadas, pollazos dancehall y sintetizadores rollito Miami. “Opium” es el paradigma de la locura ruskiana, y también la brutal “Asda Car Park”, ejemplo inapelable de que AarabMuzik no se equivocaba al mezclar trance ultracomercial con bases gangsteriles saturadas: lo tomaron por loco, pero ahora es poco menos que el Flautista de Medellín, cosas de la vida. Sí, Rusko se gusta aplastando las narices más puristas, enseñando el dedo anular, de ahí que cuaje también piezas de house veraniego con picaduras grime como “Pressure”, de nuevo con gorgoritos femeninos de la Era del Pastillamem. Si algo hace bien el de Leeds es moldear un sonido amigo del dancefloor y de la radiofórmula sin perder un ápice de esa creatividad perruna y ese filo oxidado de sus manipulaciones electrónicas primigenias. De hecho hasta se permite llevar al extremo su virus ibicenco, firmando piezas de trance épico con sintetizadores retro que podrían figurar en cualquier disco de Sasha. Hablo de la enorme “Thunder”, hit rufianesco que este verano sonará en los clubs más quillos de Lloret. El verano pide a gritos álbumes como éste.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

silla

Lacoste

El hombre que necesitaba sentarse a dos metros sobre el suelo

Toda la vida se había sentado un peldaño por encima de los demás.

leer más
George Price

Historias

El científico indigente que murió por investigar los orígenes de la bondad

¿Existe el verdadero altruismo o actuamos siempre movidos por un interés egoista?

leer más
ducha

Historias

19 pensamientos de ducha cuya lógica aplastante te dejará KO

A primera vista parecen tonterías, pero gozan de una lógica aplastante y pueden dar lugar a grandes ideas.

leer más
dgsdb

Noticias

La industria de los cosméticos te está envenenando. Literalmente.

¿Sabes realmente qué es lo que te estás poniendo en los ojos y en los labios?

leer más
igor

Actualidad

9 motivos para no echar de menos la juventud

La juventud pasó, pero su recuerdo sigue tan vivo como una cicatriz.

leer más
Heysel 85-15

Actualidad

Aquel día, el infierno se hizo estadio de fútbol

Bruselas, 29 de mayo de 1985: Juventus vs Liverpool.

leer más
apocalipsis

Ficciones

Por qué la vida en pareja se parece a un apocalipsis zombie

¿Podrá un apocalipsis zombie reconciliar a dos corazones rotos?

leer más
sgseh

Noticias

Así es crecer en Twin Peaks en la vida real

Así es crecer en Twin Peak.

leer más

cerrar
cerrar