Snowflake Midnight Snowflake Midnight

Álbumes

Mercury Rev Mercury RevSnowflake Midnight

7 / 10

V2 / NUEVOS MEDIOS

El disco que nos ocupa es sólo la mitad de la nueva creación de Mercury Rev, que se completará con la edición gratuita a través de su lista de correo de “Strange Attractor”. Según lo que cuentan, lo que nos falta por oír será más experimental y habrá aún menos canciones. Difícil de creer escuchando “Snowflake Midnight” que, sin juzgarlo aún, es un disco que para sus creadores ha supuesto un nuevo comienzo en la experimentación con las texturas, el ruido y (¡oh, sorpresa!) la electrónica. A través de lo que nos han podido contar ellos mismos, desde la aparición de “The Secret Migration”, Grassopper y Jeff Mercel han perdido a sus padres, y han hecho lo que hacen muchos ante traumas semejantes: aferrarse sólo a las cosas importantes de la vida y decidirse a disfrutar al máximo de cada segundo, aparcando lo que a partir de ese momento les pudiera parecer superfluo. De este modo, en el nuevo disco hay mucho más trabajo de improvisación de la banda en el local y muchas menos canciones de Jonathan Donahueb, al contrario de lo que nos tenían acostumbrados. Mercury Rev siguen sonando excesivos desde cualquier punto de vista. Por lo tanto, podemos descuidarnos, al menos, este disco no es la continuación de sus últimos desvaríos sinfónicos… En los términos en los que los habíamos conocido, porque continúan las imágenes oníricas (que no siempre tienen doble fondo), los subidones espectaculares, y el tiempo invertido abundantemente en preludios y epílogos voladores. Y aunque sea lícito esperar otro disco de aquellos Mercury Rev, capaces de cambiarle la vida a alguien, no es realista. Ellos han movido ficha y se han reinventado en la medida de lo posible, y han hecho un disco de una abstracción y una sensualidad barrocas, muy lejos de la estela que a través de sus hijos putativos, Arcade Fire, los hace padres o abuelos de la actualidad. El ritmo ha adquirido un protagonismo inédito en su discografía y, ayudados del hecho de que les basta un ordenador para arreglar sus canciones y ya no necesitan una orquesta entera, eso se traduce en mucha más libertad; y es que Mercury Rev han hecho el disco más inteligente posible. Otra cosa es que te llenen sus cuitas espaciales de 2008, pero ellos, de momento, han desatascado sus arterias y están dispuestos a renacer. A ver cuántos grupos con su trayectoria son capaces de hacer lo mismo.

Jorge Obón

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar