Sex Dreams And Denim Jeans Sex Dreams And Denim Jeans

Álbumes

Uffie UffieSex Dreams And Denim Jeans

7.8 / 10

Uffie

ED BANGER

El tiempo ha jugado muy en contra de aquella joven que fuera señalada por el furor de las redes sociales, años atrás, como la nueva diosa del electropop con flow. Desde que publicara aquel “Pop the Glock” (2006) –que, curiosamente abre este debut, “Sex Dreams And Denim Jeans”–, Uffie no ha conseguido encontrar el momento adecuado para facturar su disco largo: durante estos últimos cuatro años, esta parisina de adopción ha tenido un hijo y ha consumado un matrimonio exprés con el graffitero André Saraiva. De modo que la niña mimada de Ed Banger no ha estado muy por la labor de pisar el estudio de grabación, y eso sabiendo que le gusta una buena fiesta más que las barras libres a Lindsay Lohan. El mayor problema de este asunto es que, desde que apareció respaldada por Mr.Oizo y FEADZ, su ex pareja, las tornas han cambiado radicalmente. Pudo haber aprovechado Uffie aquel momento en el que los blogs y el incipiente Myspace nos bombardeaban con sus primeros temas –ahí está la infalible “Hot Chick”, de la que ha prescindido para esta ocasión–, pero, de haber sido más lista, podría haber sacado más partido mediático de un disco de estas características. Durante este tiempo, incluso, mamarrachas etílicas como Ke$ha le han robado las cuerdas vocales. Aunque ya lo dice el dicho: más vale tarde que nunca, y más si el resultado es mínimamente consistente.

Una de las grandezas de Uffie recae en su inmenso ego, y no tiene problema ninguno en mostrárnoslo –en tercera persona– en piezas como “Art Of Uff” o la ya conocida “MC’s Can Kiss” –donde Mr. Oizo samplea el “Night Drive” de Giorgio Moroder–. “I’m an entertainer, not a lyricist. If I get popular I know that ain’t fair. I’ve got 9 milion plays and 120 friends”: como Aída Nízar o Heidi Pratt, ella está encantada de haberse conocido. Entre el popurrí de productores y colaboradores que podemos encontrar brilla con luz propia el retorno de Mirwais, que después de producir el incomprendido “American Life” de Madonna se había esfumado de la faz de la Tierra. Aquí le sirve a Uffie “ADD SUV” –con Pharrell Williams como artista invitado–, una crítica ácida contra la superficialidad de los raperos, y a la vez consigue lo imposible: que nuestra protagonista se olvide de su intento de rapear –la razón por la que despierta los odios de los más puristas– y cante como dios manda en el cover de Siouxsie and The Banshees ( “Hong Kong Garden”: no está de más recordar que, por trabajo, el padre de Uffie residió durante cuatro años en China) y en la irresistible "Illusion Of Love”, uno de los mejores temas del disco. Kylie Minogue no le hubiera hecho ascos.

Como es lógico, buena parte del éxito de este largo viene dado por la ecléctica variedad de productores que campan por sus catorce cortes y nos descubren nuevas facetas sonoras de Uffie desconocidas hasta el momento. Hal Ritson y Richard Adlam son los culpables del tema homónimo, con un punto de surfero molón, en el que un sample del “Rock & Roll” de la Velvet Underground lleva las riendas. Cómo no, aparece también uno de sus mejores amigos de parrandas, SebastiAn, en “Difficult” –aquí el sample corresponde al “Love Of The Hurtin’ Kind” de Claudja Barry–. Y aún yendo de cantante romántica –por decirlo de alguna manera– en “First love” y en la orgía de autotune “Our song”, Uffie ha logrado sacarse de la manga un álbum fresco, cargado de perlas que no defraudarán a quienes la vigilaban con lupa desde 2006. La espera ha valido la pena. Sin embargo, “Sex Dreams And Denim Jeans” llega demasiado tarde como para que Uffie vuelva a ser la cara de moda en la prensa de tendencias. Ya no es un fenómeno pop. Ahora es sólo un disco.

Sergio del Amo

* Escucha y compra aquí

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar