A Series of Shocks A Series of Shocks

Álbumes

Tobias TobiasA Series of Shocks

7.5 / 10

Más de uno que llegara ahora, sin conocimiento previo, a la música de Tobias Freund y pudiera repasar su currículum de aportaciones a la historia de la música de club, probablemente sufriría un shock considerable. Más bien ‘a series of shocks’, citando el título del que es su segundo disco en solitario, porque Freund es un hombre que ha estado prácticamente desde el principio en todos los saraos desde que el techno es techno en Berlín. Miembro fundador de Sieg Über Die Sonne junto a Martin Schopf, con una amplia trayectoria bajo el alias Pink Elln a la sombra de Uwe ‘Atom tm’ Schmidt, y recientemente vinculado a Max Loderbauer en el proyecto de experimentación analógica NSI, Freund es algo así como el testigo mudo del nacimiento, auge, triunfo y resaca de la escena electrónica más poderosa y longeva de la Europa continental. Es de esa clase de productores que acumulan tanta experiencia que se pasean por los clubes como si fueran cátedras, no personas. Y sin embargo, no es disfruta de la celebridad de muchos de sus colegas. Ocurre con los artesanos: perduran sus obras y, sobre todo, la inspiración que transmiten, pero raramente recogen los frutos del triunfo a título personal.

Sin embargo, Freund está bendecido con el don de la longevidad, y “A Series of Shocks” puede entenderse, en cierta manera, como un resumen circular de su extensa trayectoria. A firmar con su nombre de pila no comenzó hasta que no ingresó en Ostgut Ton y refundó su carrera con “Leaning Over Backwards” (2011), un álbum de techno que tendía a lo primario, a lo opaco y lo cáustico. El estilo del sello ya lo conocemos: de una limpieza aparente en la fachada del sonido -casi digital en su construcción-, pero de una sequedad en las texturas que lo hace próximo a la escuela oscura. Este álbum, en cambio, pretende aportar un giro más ambicioso y un diseño más analógico, como nostálgico de las viejas técnicas, cuando todo era más puro y laborioso. Hay una parte troncal, o nuclear, que comienza en “Testcard” -una muesca de acid-techno a lo Emmanuel Top, que va creciendo en intensidad hasta desembocar en “Instant”, otro escupitajo de acid, y “Ya Po”, un track de techno repetitivo, con cajas de ritmos virtuosas, en la línea del primer Plastikman- y que concluye en “He Said”, sin duda la producción más dura y severa de todo el álbum. Pero en las alas del principio y el final hay recuerdos de épocas pasadas en forma de trance soleado como el que sonaba en las primeras ediciones del Love Parade ( “Heartbeat”), o de ejercicios de exploración cósmica como en “Entire” o “Fast Null”, la primera al modo antiguo, y la segunda a la manera de Detroit.

Tobias, en definitiva, ha compartimentado en espacios confluentes su techno de club actual con su densidad experimental de NSI y la luminosidad juvenil de los primeros años de raves y pastillas en un conjunto coherente que, si tiene una virtud de la que no pueden presumir muchos productores actuales, es la de enseñar galones. “A Series of Shocks” es un disco que emite sacudidas y que luego calma con un paño suave, una tarjeta de visita en la que un hombre que se sabe institución del techno explica quién fue, quién es y por qué tiene intención de seguir estando al pie del cañón durante largo tiempo. Ciertamente, a ratos parece anticuado o apegado a una fórmula tradicional, pero con la soltura de quien sabe que, al recibir los resultados de los análisis de sangre, su médico le dice ‘usted es que lleva el techno en las venas’.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar