Sci.Fi.Lo.Fi vol. 2 Sci.Fi.Lo.Fi vol. 2

Álbumes

Damian Lazarus Damian LazarusSci.Fi.Lo.Fi vol. 2

7.4 / 10

Damian Lazarus  Sci.Fi.Lo.Fi vol. 2 SOMA

Con cinco volúmenes cuenta hasta ahora la serie “Sci.Fi.Hi.Fi” de Soma: los mezclan Ewan Pearson, Luciano, Alex Smoke, Funk D’Void y Slam, y cada uno a su manera es una buena selección de tech-house contemporáneo, el habitual disco de sesión enlatado que quien más quien menos sabe urdir bien y vender a precio de mercado en los establecimientos del comercio. Por eso, cuando Soma lanzó la serie paralela y casi contraria, “Sci.Fi.Lo.Fi”, invitó a Andrew Weatherall para mezclar y seleccionar lo que los chavalitos de la chancla desprecian: el hombre de Two Lone Swordsmen rebuscó entre sus discos de rockabilly y punk, destapó una caja de truenos guitarrera, y aunque siempre preferiremos a un negro de Detroit a cualquier celebridad post-punk, estuvo claro que el ex Sabres of Paradise supo leer bien las particularidades de la nueva serie y adaptarse a las circunstancias. Si la idea era marcar distancias con el techno –minimal o de brocha gorda, tanto da–, el tatuadísimo inglés supo desmarcarse con solvencia.

¿Sabe hacerlo Damian Lazarus, gran jefe indio del sello Crosstown Rebels? Sí y no. Su mezcla no es precisamente una verbena de pedorretas y house palillero como las ha ido entregado para series como ‘Suck my deck’ o los artefactos promocionales de Monza Ibiza, pero hacia el segundo tercio de la cosa ya se le nota la prisa por apretar el pedal de aceleración, ese prurito de ano que le empuja a olvidarse de los inicios de tranquis –porque empezar con el ambient cyberdélico de Innersphere ( “Out of body”, en remezcla de Weatherall; ¿guiño?) y el dubstep sentimental de Burial ( “Etched headplate”), y luego empalmar con una miniatura casi post-rocker de To Rococo Ro t es empezar sin apremios, confiando en que el oyente remolonee en su butaca o incluso piense en irse al sobre–, y a la mínima ya comienza a asomar el house, un house profundo y fino, sí, pero con sus charles y sus bombos adecentando el compás: Jus Ed, Hercules & Love Affair, Solomun & Stimming, Adam Marshall, Kassem Mosse, incluso con interludio electro-bleep con inciso kraftwerktiano en el “Tranz” de Maw y el “Weight for the bass” de Unique 3. Selección del quince, o sea, pero sin mayores diferencias con el mix que entregó para la rama madre Alex Smoke, que por adelantarse incluso se avanzó pinchando a Burial.

Así, Damian Lazarus consigue una cosa: fraguar un buen disco de sesión, eficiente en sus pilares esenciales: música no demasiado trillada, de calidad jabuguiana y con una progresión finolis, incluso con concesiones al pop – Pulp remezclados por Moloko– y un final ochentas con el electro de The S.O.S. Band como colofón. Pero en cuanto a su inclusión en ‘Sci.Fi.Lo.Fi.’, una de tres: o Soma no se ha sabido explicar, o esta serie no tiene coherencia, o Lazarus ha hecho lo que le ha salido de los huevos. Será lo tercero, muy probablemente.

Javier Blánquez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar