¡Menos Samba! ¡Menos Samba!

Álbumes

Sr. Chinarro Sr. Chinarro¡Menos Samba!

6.8 / 10

Ahora que Antonio Luque es oficialmente escritor, pues acaba de publicar una novela en El Aleph, “Exitus” –la historia de Pepito, un chaval del montón al que una explosión de gas deja huérfano de padre y casi de madre, obligándole a buscarse la vida y a tratar de conquistar a su vecina Margarita–, podemos decirlo bien alto y bien claro: Antonio Luque siempre ha sido escritor. Es por eso que los discos de Sr. Chinarro siempre han sido especiales, porque en el fondo eran, cada vez más, una colección de relatos encubierta. Aunque mucho ha llovido desde la primera entrega de la banda, el homónimo (y etéreo, despedazado) “Sr. Chinarro”, aún demasiado indefinido (entre el pop espectral y el indie marciano) para poder considerarse algo parecido. Pero hoy, cuando su disco número 12 está en la calle (y su primera novela, recordemos, en librerías), resulta más que evidente que lo que ha pasado en todos estos años es que Luque ha encontrado la manera de contar historias. El cambio, en su opinión, se produjo en “El Fuego Amigo” (El Ejército Enemigo, 2005), el álbum que Luque emparenta directamente con el presente “¡Menos Samba!”, más en el sentido combativo (corrosivamente irónico) que en el estrictamente formal (aunque asegura que en la forma de tratar el sonido y la manera en que se grabó es su pariente más cercano). El caso es que la voluntad narrativa de los sevillanos ha estado ahí desde “El Porqué De Mis Peinados” (Acuarela, 1997), en su versión aún casi estrictamente sombría, y ha ido a más con el paso del tiempo (y de sus numerosos discos).

Menos contenido que “Presidente” (hay en “¡Menos Samba!” más temas juguetones, temas como “La Lección”), más descaradamente ambicioso (el batallante “Tu Elixir” y su “No Preguntes Qué Hará Por Ti El País”) y sin duda marcado por “el consumismo que empieza y nunca acaba” (como canta Luque en la estupenda “Jaleo Real”) y la crisis infinita (en el arranque, la por momentos bíblica, folclórica y post-revolucionaria, de una revolución rendida ante la aplastante y fea realidad: “La Plaga”), más osos amorosos que se te echan al cuello, cañas de pescar ( “Todo Acerca Del Cariño”), niños que aprenden a regatear en pasillos y cocinas (en la oscura “Hot Mothers”) y crupiers y chicas en la cola del INEM a ritmo de jalisco ( “Las Habichuelas”). En total, 19 canciones que evidencian la cada vez más nutritiva incontinencia de Luque, que ha contado en esta vez con hasta 15 músicos (entre ellos, algunos de Maronda y La Habitación Roja) y la producción de Marc Greenwood, que permite compactar semejante colección de variopintos temas (de los “olés” de “Mr. España” a la delirante cumbia pop de “Iguana Mari”, pasando por la casi lectura electro-pop reivindicativa que se ensaña con el “mediocre socialismo” en “La Arenga De Los Sindicatos”), dándole no sólo sentido sino un sonido que se aleja de la oscuridad y de la indefinición sonora que caracterizaron las primeras entregas de la banda, además de darle un brillo especial, esto es, suena como “Presidente” pero mejor. ¿Es pues “¡Menos Samba!” el mejor disco de Sr. Chinarro? No. Quizá sea el más ambicioso, por lo que tiene de grito de guerra bien construido. Pero no es el mejor. Las canciones militan, sí, pero pocas lo hacen con la intensidad de “Tu Casa O La Mía” (volviendo a “El Porqué De Mis Peinados”). En definitiva, hay más desencanto que auténticos disparos.

Todo acerca del cariño

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar