Safe and Sound Safe and Sound

Álbumes

Remate RemateSafe and Sound

7.5 / 10

Remate Safe and Sound

MUSHROOM PILLOW

A la altura de su quinto disco, Remate cruje y se reinventa, de nuevo. Imagínense al Remate de los últimos tiempos pero luciendo más arreglado, con la barba mejor atusada, dejando de una vez por todas en el armario del atrezo las camisas vaqueras y los sombreros de paja. Las entretelas del folk más árido y austero se le han quedado definitivamente pequeñas a un músico en contínuo crecimiento que ahora juega sin miedo a coordinar colores, tejidos y texturas cuando toca acicalar canciones que hacen gala de unas hechuras mucho menos rústicas, de un gesto menos severo. Remate parece sentirse más libre ahora, y sus canciones se muestran con una mayor soltura y desparpajo. Hay más comedia que drama (empezando por el título y siguiendo por la misma portada) en unas canciones mejor perfiladas, más cuidadosamente urdidas y reposadas, menos fantásticas y alucinadas que las de aquel excelso “No Land recordings” que le publicó Acuarela. Remate parece sentirse más optimista ahora, y es el pop de aromas clásicos y humor de entretiempo el que olea las aguas por las que navega este disco; una suerte de pop de contraluces, reducido pero lustroso -otórgenle a Paco Loco el mérito que se merece-, que no duda en vestirse de vientos negroides ( “An Eye in the Forefront”), de órganos agridulces ( “Get Lost”), de electricidad rugosa (las guitarras al fondo de “Dead and Alive Holes”), de metales de fanfarria exhausta ( “Perfectly Amazing”), platillos resonantes golpeados con falsa saña ( “Birthmark”), pianos a lo Closing Time ( “Outstanding Hero”), o embadurnarse de coros y segundas voces que en canciones como “Rise and Shine” o “Outstanding Hero” son contrapuntos bañados en oro. Remate y su piano (mucho más presente aquí que las guitarras) han dado con una fórmula de pop panorámico que puede acercar posturas al country ( “Punds of Purple”), a la psicodelia ligera ( “Unharmed”), al folk íntimo de humor espectral ( “Down to Earth”), recordar a Ed Harcourt, a Lou Reed o aludir al brillo glam de David Bowie y a la vez seguir sonando extrañamente genuino gracias en buena medida al poder aglutinante de su muy personal registro vocal, ingrediente básico de su alquimia sonora. “Safe and Sound” es en definitiva el disco más pop, más desacomplejado, extrovertido (aunque tampoco tanto) y accesible que Remate ha hecho hasta la fecha, otro notable episodio en una carrera que se intuye de fondo y que habrá de depararnos aún mejores sorpresas.

Luis M. Rguez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar