S_W_Z_K S_W_Z_K

Álbumes

S_W_Z_K S_W_Z_KS_W_Z_K

7.3 / 10

Dejad que os hable del secreto del techno. Son muchos los que dicen conocerlo, pero muy pocos los elegidos por Crom para sobrellevar tan honorable y pesada carga. El techno es un arte oscuro, magia negra, mística glacial. Es dolor, bilis, Regis. El techno no vino al mundo de los hombres a repartir felicidad, el techno es una puerta chamánica de entrada a las tinieblas de la física. El heraldo David Brown sabe cómo preservar esta llama venenosa, la aviva con suaves soplidos de nitrógeno, la protege de ventiscas comerciales, la mantiene alejada de cualquier atisbo de optimismo, de cualquier color que no sea negro o rojo sangre.

Separado definitivamente de su hasta ahora compañero de fatigas James Taylor en la escudería Swayzak, Brown se apodera de las letras más reconocibles del logo del extinto grupo y decide explotar la cara más maquinal y siniestra de su obra. La que afloraba en los directos. Con cinco álbumes e incontables EPs a sus espaldas, los dos amigos hicieron historia desde las barricadas de Pagan y !k7 y sembraron un cultivo technoide de primera calidad que todavía hoy figura como libro de consulta obligado para cualquier productor afín. La separación, de todos modos, no ha terminado siendo lo traumática que auguraban los oráculos más pesimistas. S_W_Z_K es una forma inmejorable de comenzar de nuevo sin traicionar el legado de Swayzak –perdón por el juego de palabras– y la demostración de que Danny Brown puede caminar por el fango del techno más underground sin ayuda de ningún taca-taca.

Cocinado a fuego fatuo en las calderas de Tresor, lo que nos depara este álbum son intimidantes segmentos de techno diamantino, techno impenetrable, pero tan profundo que ataca directamente a los puntos débiles de nuestro sistema nervioso, paralizando nuestros centros de dolor, convirtiéndonos en marionetas sin vida, a su merced. Brown juega con una paleta de sonidos árticos, espaciales, metálicos, industriales, y desde ahí construye catedrales tenebristas de 4x4 experimental, muchas veces en formato loop repetido ad aeternum –el martilleo matemático y ruidoso de “Dimanche Noir” es pura delicatessen esquizofrénica–, y otras tantas en descargas ultraminimalistas de techno-dub espectral –masterpiece “31 Techniques”–.

No es la primera vez este año que nos enfrentamos a una lección de purismo para pistas de baile que piensan; es como si el techno más inteligente, frío y apocalíptico estuviera rasgando la placenta de la realidad para imponer de nuevo su reinado. Por eso hay que encender una hoguera, sacar la ayahuasca y celebrar la recreación de paisajes industriales de terror minimalista de S_W_Z_K. Está bien tenerles miedo, pues todo en este disco transmite un frío escalofriante: las turbinas viscosas y la respiración alienígena de “Classified Dub”; los 16 minutos de tensión bailable e inquietantes sonidos cósmicos de “End Of The Line Old Boy”; el post-bass warpiano ultracongelado de la fascinante “Elsenstr.17”; los subgraves aturdidores, los ecos Chain Reaction y los sintetizadores alucinógenos de “Marianne F”… Brrr, voy a desempolvar la ropa de invierno, me sangran las encías.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar