Roll With You Roll With You

Álbumes

Eli 'Paperboy' Reed

7 / 10

Eli Q DIVISION

El mundo de las modas es muy caprichoso. Caprichoso y cruel. Hace un par de años, una chica llamada Amy Winehouse, proveniente de Enfield, Inglaterra, entregaba al mercado su segundo álbum, "Back to Black", un título que, en sí mismo, encerraba toda una declaración de intenciones, tras un debut que pasó desapercibido. Esa chica comenzó a copar más portadas en los tabloides, en la prensa amarilla, que en la prensa musical especializada debido a una vida repleta de vicios nefandos. Vamos, que era una yonki y no sólo de puertas para dentro. Líos con la prensa, videos en los que salía fumando crack... ¿Qué pasó? Que el género que tocaba esta mujer, el soul, volvió a ponerse de moda (por mucho que gente como Jamie Lidell siga en sus trece, a la vista del gran público el soul estaba bastante muerto). Y se puso tan de moda que se necesitó perentoriamente un artista que ocupara el compartimento estanco de lo políticamente correcto, una niña pija cuya vida fuese un dechado de virtudes o, en su defecto, normal como un perro con cuatro patas. Y nació Duffy, cuyo t "Rockferry" tiene unos cuantos temas destacables, pero una fecha de caducidad más joven que el pan de molde de oferta del supermercado del barrio. Digámoslo ya, así, alto y claro. El soul, ahora mismo, comienza a despegar en el mainstream. A la gente de repente se le retuerce el corazón, el alma y las caderas con este género negroide que pocas veces había visitado sus oídos. Y es aquí donde hace acto de aparición el bisoño Eli "Paperboy" Reed para poner las cosas en su sitio. Oriundo de Brookline, Massachusetts, heredó una colección apabullante de vinilos de su padre, un afamado crítico musical. Aprendió a tocar, él sólo, la guitarra, la armónica y el piano, comenzando a tocar en clubs locales bajo la tutela del baterista Sam Carr. En 2005 formó una banda, The True Loves, con los que graba un disco, mezcla de versiones y originales. En 2007, y tras una enérgica actuación en el South by Southwest, él y su banda fichan por Q Division, sello con el que entregan este " Roll With You", un trabajo inmovilista, que no pretende cambiar el género, sino más bien presentarse sin cortar, puro, un regreso a los orígenes: guitarras rítmicas, vientos que hacen su aparición en todos los cortes, toques ora un poco más rockabilly, ora un poco más funk, ora un poco más almíbar, con todos sus maestros en mente (con especial mención a Sam Cooke, Ottis Redding y James Brown). Un trabajo que apasionará a los incondicionales del sello Stax y, por encima de todo, a los amantes de las buenas canciones: Reed esconde tras su garganta de negro falsetes que te pillan de improviso y un polvoriento sabor añejo. Va por libre, y le ha tocado sacar disco en un momento en el que algo tan viejo como el soul es llevado por la muchachada en sus teléfonos móviles. Él no tiene la culpa, y nosotros salimos ganando.

Antonio Bret

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar