Reverse Migration Reverse Migration

Álbumes

Au Revoir Simone Au Revoir SimoneReverse Migration

7.5 / 10

Au Revoir Simone  Reverse Migration

OUR SECRET RECORD COMPANY

Se conocieron en un tren de regreso a Nueva York un otoño. Se hicieron amigas y descubrieron su obsesión mutua por los teclados. Formaron un grupo con sólo teclados y dulces voces de sacarina. David Lynch les apadrinó y debutaron con "Verses of Comfort, Assurance & Salvation" en 2005. El más suntuoso “The Bird of Music” llegaría dos años más tarde completando dos catálogos de pálpitos en baja fidelidad barnizados en temas como la frivolidad y la culpa. Se encerraron de nuevo, siempre asediadas por esa obsesión por las grabaciones analógicas que les llevó a grabar con músicos de sesión e infinidad de instrumentos para acabar prensando sus cintas en medias pulgadas. Después de asomar hace un par de meses en el inmaculado remix del “Paris” de Friendly Fires que Aeroplane les regaló a sus voces, y mientras acaban de dar forma a lo que será su tercer disco, ahora Au Revoir Simone nos sorprenden con un viaje en el que dar la vuelta al forro de sus dos primeros trabajos de la mano de 3 versiones y 10 remezclas. “Reverse Migration” es una sugerente reinvención de su sucinto legado y hará la boca agua a los que esperen ansiosos los nuevos discos de Lali Puna, Postal Service o The Russian Futurists.Lo mejor es que “Reverse Migration” no parece un buen disco de remixe, sino un buen disco en general porque aporta iconoclastas y frescas miradas a un repertorio de por sí un tanto complaciente o almidonado. Las tres apropiaciones llegan de la mano de Slow Club con una sedosa “The Lucky One”, Keith Murray -de sus amigos We Are Scientists- quien fantasea con Tyrannosaurus Rex en “Don't See the Sorrow”, y la fantástica deconstrucción de Alexis Taylor, voz de Hot Chip, al frente de la triste (¿o era alegre?) “Sad Song”. A ellas se unen una decena de remezclas. Con “The Way to There” no ha ocurrido lo que nuestras chicas habían soñado: que pudiera ser interpretada por una orquesta y un coro de chicos; pero el morboso Mark-Anthony Tieku hace colisionar aquel sueño prog-rock contra Gary Numan, reduciéndolo de 7 a 4 minutos, algo curioso en un remix. Los insoportables The Teenagers le ponen un poco más de maquillaje electro a la preciosa “Fallen Snow” y Darkel -de Air- lleva a su terreno “I Couldn’t Sleep”. No faltan compañeros de Moshi Moshi como Matt Harding, imprimiendo profundidad y cuerdas volátiles a “Night Majestic”, o los loquísimos Best Fwends con ladridos y sombras chinescas en “Dark Halls”. Montag (con una “A Violent Yet Flammable World” igual de emocionante), Disco Pusher ( “Stars” en la pista), Ruff and Jam, Pacific! y James Yuill completan el reparto de este lanzamiento digital, al que añadir otra remezcla a cargo de los adorables Air France si lo compras desde Amazon. Cristian Rodríguez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar