Rant Rant

Álbumes

The Futureheads The FutureheadsRant

4.2 / 10

Si quieres dejar un joven y bonito cadáver en una tarde de resaca, lo mejor que puedes hacer es ponerte “Rant”, la última broma de The Futureheads. Salvando a The Brown Derbies, que sí saben lo que se hacen, el resto de grupos vocales acaban siempre sacando el sociópata que llevo dentro, y esta vez no iba a ser menos. Cinco minutos de escucha se agradecen, pero un álbum a cappella de doce canciones con un acento inglés tan cerrado acaba desesperando. Como coña es más que aplaudible, pero si estos punkies nuevaoleros creen que les vamos a reír las gracias van más que equivocados. Las aspirinas van caras, y mi paciencia, aún más.

Lo tenían todo a su favor para ganarse mi confianza tras decidir incluir un cover del “Acapella” de la siempre reivindicable Kelis de su etapa choni (precisamente esa versión fue la que marcó el inicio de esta nueva era en 2010, tras interpretarla en una sesión de la Radio 1 Live Lounge), pero cuando andan tan limitados de recursos vocales y el disco se hace más largo que las versiones extendidas de “El Señor De Los Anillos”, con todo el dolor de mi corazón lo único que puedo recomendar es parar el disco mientras todavía se esté a tiempo.

Aunque la banda de Ross Millard siempre ha ido engrasando las armonías vocales en su discografía previa (aquí se reformulan “Man Ray”, “Meantime” o “Robot” para dar fe de ello), tampoco tienen reparo alguno en lanzarse a las radiofórmulas reinterpretando “Meet Me Halfway” de Black Eyed Peas (exigimos la opinión urgente de Fergie al respecto, si es que el botox le permite articular palabra) o tirar del cancionero folclórico de su país en la mayor parte de este disco que uno no sabe muy bien cómo enmarcar dentro de su discografía. Recupera, por ejemplo, “Sumer Is Incumen In”, una canción con ocho siglos de antigüedad que popularizaron los bardos de sus tierras, y entonces uno regresa a su copia del “Medúlla” de Björk, que hacía tiempo que cogía polvo en una estantería, para volver a ser persona y tener conciencia de lo que es realmente la experimentación vocal. Nunca máis.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar