Rabbit Habits Rabbit Habits

Álbumes

Man Man Man ManRabbit Habits

8 / 10

ANTI / PIAS

A Man Man, como a Animal Collective, se les nota que disfrutan deformando la realidad, estirando las medidas conocidas para que confundamos lo imaginario con lo popular. Pero mientras el grupo de Panda Bear le viene buscando tres piernas a Brian Wilson, este quinteto de Filadelfia masca de las mismas hierbas que Tom Waits para redactar una desbarrada lectura de las raíces americanas, de las bandas sonoras de los años cuarenta o del jazz más callejero. “Rabbit Habits” es su tercer disco, un elaborado esperpento que parece querer aprovechar la capacidad del público para asimilar sonoridades cada vez más irreales e imaginativas. El registro cazallero de Honus Honus (también encargado de aporrear los teclados) dirige este desfile de anormalidades borrachas de bourbon. Si cierras los ojos no es difícil imaginar una fila india de freaks pasando por delante de nosotros a ritmo de doo-woop, con mirada diabólica y la sospecha de la genialidad sobrevolando cada uno de sus movimientos. O un carnaval de pesadilla por las calles de Nueva Orleáns, con un Mickey Mouse maligno de maestro de ceremonias ( “The Ballad Of Butter Beans” le iría de perlas a la factoría Disney) y la batuta del omnipresente Waits dirigiendo la manifestación circense. Tras casi cuarenta minutos de exuberante y frenético desfile, Man Man se reservan su mejor composición ( “Whale Bones”) sobre la que colocar el rótulo de the end con precisión cinematográfica. “Rabbit Habits” es un freak show más que necesario (aunque su monótono ritmo puede llegar a agotar) para sacudirnos la pereza y volver a confiar en que no todo está dicho en el nombre del rock. Aunque escarbemos en las raíces americanas todavía podemos encontrar alguna hierba alucinógena que le de un poco de sabor envenenado a la higiene de los tiempos actuales.

César Estabiel

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar