R.E.K.S. (Rhythmatic Eternal King Supreme) R.E.K.S. (Rhythmatic Eternal King Supreme)

Álbumes

Reks ReksR.E.K.S. (Rhythmatic Eternal King Supreme)

7.6 / 10

Reks  R.E.K.S. (Rhythmatic Eternal King Supreme) BRICK RECORDS Reks pertenece a esa estirpe de rappers que contemplan su carrera como un recorrido de fondo en el que es más importante la mejora y la superación dentro de un contexto muy limitado y marcado que la evolución estética, los grandes cambios o las ansias de ruptura. Sacrifica a conciencia la posibilidad de ampliar márgenes de maniobra, fronteras e inquietudes en beneficio de una consistencia a prueba de bombas que, además, está en clara sintonía con las exigencias y anhelos de su target de público. Ortodoxia y regularidad vs. capacidad de sorpresa y altibajos, un eterno dilema en el que el MC de Boston siempre ha tenido las ideas claras. ¿Cómo se refleja esa premisa conceptual en sus grabaciones? Fácil. Tres discos hasta la fecha, incluido este flamante “R.E.K.S. (Rhythmatic Eternal King Supreme)”, que parten de una fórmula idéntica e intocable en todos ellos pero que dibuja un claro diagrama en progresión al alza cada vez que publica nuevo material.

La ecuación está muy pautada. Por un lado, el espíritu combativo y la lírica guerrillera del rapper como motor narrativo de un discurso que suple sus carencias imaginativas, creativas y poéticas con rimas bien estructuradas, correctas piruetas léxicas y un tono enfurecido que le sienta bien a los acompañamientos sonoros. Ahí entramos en la segunda parte del entramado. Statik Selektah se ocupa de la columna vertebral del disco, fiel a ese neo boom bap con incisos melódicos que bebe sin disimulo de Premier y Pete Rock. No es casualidad, de hecho, que estos dos popes del ritmo gordo tengan protagonismo también en la selección de productores externos que dan empaque y lustre el contenido. Como siempre, Reks echa mano de sus beatmakers favoritos para darle entidad al conjunto. Junto a Primo y Pete Rock, autores del incendiario arranque del álbum con las tremendas “The 25th Hour” y “Thin Line”, por aquí desfilan Nottz, Hi-Tek, The Alchemist, Sha Money XL o Sean C & LV, line-up de alto voltaje que redondea y completa la jugada.

Y aunque la presencia de Hi-Tek o Sean C & LV podría indicar cierta intención ecléctica, algo de colorido en un muestrario de rocas en blanco y negro, lo cierto es que apenas se vislumbran cambios o novedades en su propuesta. Lo dicho. Reks no está por la labor de dejarse impresionar por el sonido de trompetas del rap metrosexual, por la influencia indie o por cualquier otra tendencia que marque el ritmo en la actualidad. Atemporal, impasible e incorruptible, pero implacable, consistente y muy resolutivo, “R.E.K.S. (Rhythmatic Eternal King Supreme)” no saqueará ni producirá ningún cataclismo en la escena, pero satisface sus objetivos con una suficiencia insultante: mejor disco hasta la fecha de Reks y uno de los títulos del año en su propio subgénero. David Broc

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar