RAMP 50 RAMP 50

Álbumes

Various Artists Various ArtistsRAMP 50

7.6 / 10

Las primeras 50 referencias. Un logro de lo más remarcable para cualquier sello independiente en el contexto actual, y más aún si tus transmisiones a lo largo de 50 lanzamientos han sido tan variadas como las de Ramp Recordings. De hecho Ramp puede presumir –y lo hace en la nota de prensa– de haber “presentado un sinfín de artistas al mundo”, y no dicen ninguna mentira. Vale, quizá no un “sinfín”, esa parte tiene algo de la exageración propia de la promoción, pero sin duda han jugado un papel importante a la hora de hacer llegar a nuevos público (a menudo por primera vez) a gente como FaltyDL, Maxmillion Dunbar, Shortstuff, Desto, Computer Jay y Ras G.

En “RAMP 50”, el sello se consiente la habitual palmada en la espalda con 17 temas de su catálogo, incluido un avance del próximo EP del productor belga Cupp Cave. Quizá las ausencias más notables sean las de sus primeros lanzamientos, protagonizados por gente como Count Bass D y Kan Kick, dos productores criminalmente infravalorados cuya música podría haberse beneficiado de haber sido desempolvada para nuevas audiencias, pero de todos modos lo podemos perdonar.

Todos los sospechosos habituales están presentes con producciones ya convertidas en clásicos (aunque quizá esté exagerando un poco): Zomby y los arpegios de “Strange Fruit”, el swing 2-Step del remix de 2562 para Pattie Blingh y el “To London” de FaltyDL, los beats fumados de Ras G, las frenéticas percusiones y sampleados old-school del “A Rustling” de Shortstuff, la psicodelia sintetizada de Computer Jay y su “Distance”, la destartalada, pero aún así punzante, “Disappearing Reappearing Ink” de Desto, el potencial himno “Hold On” de Doc Daneeka, y el remix tan wobbly como trendy de “Hip Love” a cargo de Jamie XX (lo sé, eso último ha sido una broma horrible). Ya pilláis la idea: “RAMP 50” está cargado con los mejores momentos del catálogo del sello hasta la fecha.

La prueba definitiva de la calidad de la música y de la voluntad del sello de romper barreras –no puedo pensar en muchos sellos que tengan el tipo de plantilla que ha acumulado Ramp en 50 referencias– es que, a pesar de la longevidad de algunos de estos cortes y del modo en que han cambiado las tendencias, especialmente en la música de baile, la selección sigue sonando muchas veces tan fresca y atractiva como la primera vez.

Si el sello es nuevo para ti, “RAMP 50” es una perfecta introducción. Del mismo modo, también funciona para aquellos que no sean DJs y quieran unos tracks que hasta ahora sólo habían estado disponibles en vinilo. La recopilación llega en un CD de bajo precio y como descarga digital, así que no hay excusas, incluso para los DJs de Serato que no tienen las copias físicas de los temas. Si, en cambio, ya tienes la mayoría de los lanzamientos, la mayoría de la compilación te resulte menos esencial, aunque su potencial para refrescar el considerable archivo del sello y su trabajo actual no se puede, ni mucho menos, menospreciar. ¡Feliz retorno, amigos!

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar