100% Publishing 100% Publishing

Álbumes

Wiley Wiley100% Publishing

7.9 / 10

Wiley  100% Publishing BIG DADA

El padrino del grime vuelve al tajo con “100% Publishing”, un disco que, como bien indica su nombre, ha sido escrito, producido y grabado de pies a cabeza por el británico. Tras pasearse entre lo más granado del mainstream con hits charteros del calibre de “Wearing My Rolex” thank God por querer codearse con la Gaga & cia y así regalarnos uno de los temas del 2008, muy a pesar de lo que muchos puristas del grime quieran opinar–, Richard Kylia Cowie ha decidido volver a sus orígenes. “Numbers in Action”, el single de presentación, es un cohete que despega ágil y furioso a la vez, y que deja claro a gente como Dizzee Rascal o Jesse Stacks who's the boss. El track, tan simple como la suma de un buen loop y un rapeo contagioso, refresca nuestra memoria mediante una letra directa y concisa para recordarnos que Wiley es, ni que sea por aquello de la antigüedad, el rey del grime (ahí quedan letras como “To get it right I know it's all about timing, I reinvent, I'm like a brand new signing, / I'm never putting an act on, I've done this thing since Shaq at Saxon”). Respect.

El séptimo disco de Wiley, más en la línea de trabajos como “Treddin'On Thin Ice” o “Da 2nd Phaze” que del comercialísimo “See Clear Now”, cuenta con 14 cortes de bajos intensos y un sentimiento de buen rollo total. Mientras la canción que da nombre al disco nos hunde en un bassline tan old school como potente, temas como “Boom Boom Da Na” o “I Just Woke Up” rebozan nuestros oídos en un beat anfetamínico, y otros como “Pink Lady” coquetean con discreción con el funk sintetizado y las melodías algo más amables. Y para armonía la de “Talk About Life”, un tema en colaboración con Daniel de Borough que suena a R&B caluroso y algo comercial y que puede que incluso pasee a Wiley por alguna pista en pleno warming up de primera hora. Un hit que convence aunque sea por la facilidad con la que se cuela por los oídos para instalarse horas y horas en el subconsciente. Con cierta ironía se bautiza como “One Hit Wonder” uno de los temas más enrevesados del disco, para acabar terminando con “To Be Continued”, una canción algo más bailable en su forma, con un título que predice más material en breve. De hecho, Wiley ya ha anunciado que este mismo año piensa lanzar “Chill Out Zone”, un disco que lo va a tener difícil para superar el que tenemos entre manos.

Llegados a este punto, y antes de dar carpetazo a “100% Publishing”, es necesario advertir un bonus que se descuelga como perfecto happy –y souly– ending. Hablamos de “Music Not the Money”, un final redondo para uno de los discos del verano.

Ariana Diaz

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar