Public Strain Public Strain

Álbumes

Women WomenPublic Strain

8.1 / 10

Women Public Strain FLEMISH EYE JAGJAGUWAR

Los hermanos Flegel han vuelto. Tras pasar dos años girando por medio mundo (hasta 180 actuaciones les valió su álbum de debut, el homónimo “Women”), Patrick (voz cantante) y Matthew (bajo) han vuelto a deconstruir el viejo sonido Wilson (de ellos se ha dicho que suenan como unos Beach Boys todavía más hasta arriba de ácido) para firmar un álbum borroso y frío, “Public Strain”, puro noise-pop mutilado, absorto en el ruido de fondo y siempre dispuesto a emprender el temido viaje al fin de la noche. Porque la ventisca de la muy sugerente y adecuada portada de esta entrega es real: estamos ante un disco que no nos dará nada a menos que nosotros pongamos de nuestra parte. A menos que hagamos visera con la mano y tratemos de abrirnos camino entre el blanco que nos rodea, que lo mismo podría ser nieve como las paredes acolchadas de la habitación de un manicomio.

Porque “Public Strain” es una reflexión sobre la paranoia y la locura. O de eso van la mayoría de sus temas, que basculan entre la parcialmente luminosa épica cotidiana (la excelente “Eyesore”, que, aunque no está a la atura de “Black Rice”, hasta el momento el clásico de la banda, incluido en su álbum de debut, se acerca bastante) y la tétricamente confusa oscuridad que rodea a las decisiones que no tomamos a tiempo ( “Untogether”). Pero también hay lugar para un dream desenfocado y siniestro ( “Penal Colony” o la inquietante e instrumental “Bells”) y para la melancolía progresiva ( “Heat Distraction”), y hasta para el lamento garage: “Locust Valley” es el reverso masculino de casi cualquier tema de las siempre recomendables Vivian Girls, aunque a ratos ( “China Steps”) suenen a Wavves y hasta a No Age ( “Narrow With The Hall”).

Grabado por Chad VanGaalen (con quien la banda ha girado a menudo y que también es responsable de su primer disparo), “Public Strain” es lo más parecido a un paso adelante (y en firme) que podrían haber dado los chicos de Women (por cierto, canadienses, y en tanto que canadienses, rareza del noise pop de ascendencia sesentera) de haberse propuesto algo parecido. Y temas como el casi sacramental (y dolorosamente hermoso) “Venice Lockjaw” lo demuestran. Después de todo, las rosas tienen espinas y los buenos chicos tienen arrebatos de locura (y véase aquí “Drag Open” como el volantazo definitivo en este sentido: noise, noise, noise). Sí, los Flegel han vuelto.

Laura Fernández

Women - Locust Valley Women - Heat Distraction

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar