No Problem No Problem

Álbumes

Jamaica JamaicaNo Problem

6.9 / 10

Jamaica  No ProblemED BANGER

Ser francés, formar una banda de música y llamarla Jamaica me parece una estrategia de marketing cojonuda. Sobre todo si tu banda hace música sin pisar ninguno de los innumerables clichés musicales que atesoran tanto un país como otro. Los ex Poney Poney no saben lo que es la chanson française, ni el french touch, ni el pastís; tampoco el dub, la marihuana o el reggae. No saben lo que es a la hora de hacer su propia música, se entiende. En cambio, de cerveza fría, ingenuidad y frescura, riffs de guitarra y pose rock’n’roll podrían impartir un seminario. Sólo por este fino detalle a la hora de elegir nombre, teniendo en cuenta el contexto, ya merecen un rinconcito en la memoria del que escucha. Ya le han hecho la zancadilla a tu sistema de prejuicios, a tus mecanismos de deducción; ahora es imposible que te olvides de ellos, te gusten o no. También cuesta borrar de tu memoria una banda cuyo primer single tiene un vídeo divertido, trabajado, de la mano de uno de los diseñadores más chachis que tienen los franceses, So -Me. “I Think I Like U 2” incluso se permite bromillas socarronas con Bono, el líder de la banda irlandesa nombrada de soslayo. Otro detalle para el recuerdo duradero.

Si bien es cierto que el sonido del tándem destierra muchos clichés atribuibles a su nombre y a su nacionalidad, hay una etiqueta que es imposible obviar a la hora de describir a Jamaica. Esa etiqueta es la de Justice. Desde el logo de la banda –diseñado por Cool Cats– hasta el inconfundible sonido que adquieren las guitarras eléctricas, las cuatro notas sorpresivas de violines que van apareciendo de vez en cuando, el eco de las cajas de la batería… Sonidos que resultan fácilmente reconocibles si has prestado atención a la carrera musical de Justice, pero esta vez al servicio del electro-rock. Xavier de Rosnay se ha preocupado de la producción; quizás se ha preocupado demasiado, quizás no sabe producir sin que suene a su dúo electrónico, pero “Cross The Fader”, “I Think I Like U 2” y “Short And Entertaining”, tres temas que ya conocíamos antes de la salida del disco, que abren este álbum y que quizás sean los que más intención pistera tengan de todo el conjunto, huelen a crucifijo luminoso por los cuatro costados.

A partir del tercer tema, el álbum empieza a cambiar la pista de baile y el horario nocturno por las excursiones al parque, el sol primaveral y las tardes de cañas con los colegas; Rosnay se relaja y Jamaica fluye de manera más genuina. Las revoluciones se desaceleran, las melodías se despliegan amablemente, se empuñan guitarras acústicas, panderetas y teclados, empiezan a aparecer pinceladas de un montón de referencias –Wilco, Kiss, Beck, Pretty Girls Make Graves–, todas totalmente distantes a lo que se puede esperar de una banda cuyo logo es tan parecido al de Kavinsky. Porque lo que Flo Lyonnet y Antoine Hilaire componen tiene más de power-pop noventero, de post-core luminoso y de glam rock con cardados y hombreras que de banger electrorock. Sólo hay que escuchar los punteos de guitarra de la entrada de “Jericho” o de “By The Numbers” (el primer minuto podría pasar por un tema de Millencolin si el sonido de las guitarras no estuviera tan toqueteado) para darse cuenta de que “No Problem” podría haber sido un gran disco de herencia indie si a la producción hubiera estado Steve Albini, por poner un ejemplo.

Contar con Albini es pedir demasiado, lo sé. Lo que quiero decir es que lo mejor de este disco, en cuanto a calidad, lo aportan Flo y Antoine. Una voz grácil y resultona a disposición de unas melodías con mucha presencia, vitamina C, carácter, entrañable fanfarronería y desparpajo. Puritito catchy pop disfrutable al cien por cien de no ser porque la producción ha querido colocar buena parte del invento bajo las luces estroboscópicas y la bola de espejos, emborronando el resultado y aturdiendo el oído. Lo que podía haber sido, de alguna manera, el extremo más rock del espectro sonoro “edbangeriano” (porque el sello de Pedro Winter ya ha derivado en un sonido clasificable) ha acabado un poco en pastiche. Si me ofrecen la versión acústica de “No Problem”, me la compro con los ojos cerrados. Pero así, algo no funciona del todo bien.

Mónica Franco

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar