Pop Ambient 2011 Pop Ambient 2011

Álbumes

Varios VariosPop Ambient 2011

7.3 / 10

Pop Ambient 2011

KOMPAKT

En la edición 2009 de la serie “Pop Ambient” sucedió algo: había pianos y violines. Si lo normal hubiera sido esperar cataratas de sintetizadores de los que manaban una sola nota sostenida durante minutos, es lógico entender la singularidad –luego sabríamos que lo más afinado habría sido hablar de trascendencia– de aquel recopilatorio: se estaba diseñando una transición estética adaptada a los tiempos donde el ambient oceánico que había elegido Wolfgang Voigt para que funcionara de marco general en toda la serie –como una especie de apéndice de su música como Gas– dejaba, con buen criterio, que corriera el aire de la música impresionista para ex ravers y público con el oído familiarizado con el lenguaje del pop. De aquel disco, dos años después repite Marsen Jules con “Once In A Moment”: ambient cristalino y límpido como el que hace un tiempo sacaban como churros Andrew Thomas o Pass Into Silence, pero con breves y tímidas escalas de piano decorando el horizonte. Dicho en otras palabras: la serie “Pop Ambient” ya ha cambiado del todo el chip y, sin dejar de ser lo que fue, ha entendido que los tiempos cambian que es una barbaridad, que las exigencias del público también y que lo que últimamente se entiende por “ambient” es también música identificada con recursos como el piano solo, el drone, los samples de violines que tiritan de frío e incluso la voz según un patrón operístico. Hay otras formas de relajarse, y esta serie, aunque sigue con el tufo yuppie de tracks para airear la oficina, ha sabido entender la funcionalidad idónea.

Una vez garantizada la funcionalidad, pues, el mérito de “Pop Ambient 2011” está de nuevo en el nivel de calidad, en el filtro que ha aplicado Wolfgang Voigt en la selección final. Sin ser una de las mejores entregas –insistimos, ese honor lo seguirá manteniendo la de 2009 por mucho tiempo–, tampoco es una de las perezosas de 2007 o 2008, en las que el percal se veía de primera y provocaban más tedio que asueto. Sobrevuela un toque romántico y una alusión sutil a la música clásica –unas veces es sólo el título: “Libretto”, de Barnt, que suena a Biosphere, no a Verdi; otras veces son pistas dentro del título, como “30.6.1881” de Crato, que flirtea con el noise–, y quizá sea el jefe Voigt quien mejor resuelva su aportación con un “Ruckverzauberung 1” acribillado a cuerdas tenues. Y cuando no sobrevuela ese toque siglo XIX, hay tranquilidad navideña acorde con las fechas ( “Beginner’s Waltz”, de Bhutan Tiger Rescue), mansedumbre digna de un mar polar ( “Make The Pain Go Away”, de Bvdub) y nuevos giros hacia lo desconocido como el que abre el disco, ese “Bernsteinzimmer” de ANBB (Alva Noto + Blixa Bargeld) que reparte drones digitales, un recitativo de intención funeraria y cuerdas que infunden terror. ¿El camino a seguir? Posiblemente: “Pop Ambient”, en su día, empezó siendo una serie predecible y empalagosa, pero ha sabido cambiar de color como un camaleón. Que el año que viene habrá continuación se paga 60 a 1 en Betfair.

Javier Blánquez

Escúchalo aquí.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar