Pop Ambient 2010 Pop Ambient 2010

Álbumes

Varios VariosPop Ambient 2010

6.5 / 10

Varios Pop Ambient 2010 KOMPAKT

Ya van diez volúmenes –la serie empezó en 2001, sin interrupciones–, y es más que probable que el mundo se haya aburrido de la serie “Pop Ambient” de Kompakt, y más aún que se haya esfumado el sutil efecto sorpresa con el que se ha ido distinguiendo de otras recopilaciones “relax” disponibles en el mercado. Diez años repitiendo lo mismo es demasiada rutina como para que la soporte cualquiera, y aún así pareció que en la entrega del año pasado, “Pop Ambient 2009”, la saga podía renovarse y transitar otros caminos. Era sencillo: si el ambient atmosférico, el que parte del linaje de Brian Eno, ya no aportaba nada nuevo, se podía buscar aire fresco en la escena neoclásica, con sus violines y sus ordenadores, para encontrar otras texturas con las que ponerle banda sonora a las horas de descanso. Tras ocho discos de nubes e ingravidez, algunos de lo más rutinario y otros absolutamente sublimes, Wolfgang Voigt por fin encontraba otro camino por el que seguir manteniendo el efecto sedante pero sin repetirse.

El problema es que ese giro parece cosa de un solo disco, del mismo modo en que hay affaires de una sola noche. Los primeros minutos de “Pop Ambient 2010”, firmados por Marsen Jules ( “The Sound Of One Lip Kissing”), parecen anunciar que el uso de pianos románticos y sonidos con tacto de madera va a mantenerse a lo largo de todo el guión, pero no es así. Incluso Jules se esfuerza más en conseguir que suene un eco vibrante y prolongado que en dotar a sus capas ambientales de trazos melódicos. Y, a partir de ahí, todo es un gigantesco pelotazo de oxígeno como, parece ser, exigen los cánones de “Pop Ambient” –que, en el principio, recordemos, era como clones del estilo de Gas pero sin el bombo–. La alineación titular de la recopilación está formada de nuevo por los clásicos de la rama tranquila de Kompakt, sin incorporaciones nuevas salvando la excepción de Bvdub. El tema de Triola, “Schildergasse”, es el que marca la pauta del disco en adelante: pop ambient clásico, suave y envolvente, como una gasa, como el polvo de talco para el culito del bebé, un algodón que protege y eleva, el típico sonido que imaginamos de hilo musical en la centralita y los ascensores del Paraíso. Esta suspensión en el vacío es la que practican Andrew Thomas ( “Clouds Across Face”, un sube y baja y vuelve a remontar de ambient acuoso y débil, como un arroyo de luz), DJ Koze ( “Bodenweich”, que suena más a su otro alias, Adolf Noise), Jurgen Paape ( “864M”), el recuperado Dettinger ( “Therefore”) y Thomas Fehlmann, que se copia a sí mismo por enésima vez en “In The Wind”.

“Pop Ambient 2010” tiene un elemento frustrante y otro reconfortante. El segundo es, como uno se puede imaginar, lo efectivo que es el disco para la función que se le ha encomentado: masajear el cuerpo, dejarlo tibio y anestesiado, envolverlo entre olas de sonido plácido e inmóvil; en definitiva, para acompañar el trabajo, el dormir, el meditar, cualquier cosa hippie o escapista que se le ocurra al usuario. El frustrante es, como ya se ha dicho, que no se adapte al tiempo futuro, que insista en mantener una fórmula a la que se le presupone pureza eterna e incapacidad de transformación. Para Wolfgang Voigt, jefe de Kompakt y comisario de estas recopilaciones, la idea de ambient es germánica y suena a cumbre de montaña coronada por niebla. Su tema en particular, “Zither Und Horn”, es tirolés y casi folk, como si lo único nuevo que se permitiría entre esta cascada estable de sonido fueran unas notas de guitarra –también en el “Blue Items” de Mikkel Metal. Entre toda esta pereza bien resuelta, pues, no es extraño que los que más brillen sean Popnoname (y porque “Deutz Air” resplandece más que las demás, no porque sea muy original) y el antes citado Bvdub, que aporta un angelical “Lest You Forget” y corona el trabajo colectivo con los diecisiete minutos, entre ciberdélicos y operísticos, de “Will You Know Were To Find Me”, un insuficiente punto de ruptura con el pasado e improbable camino del futuro. Aunque el empacho de nube sigue siendo tan consistente como siempre, parece que habrá que resignarse a esperar sorpresas.

Juan Pablo Forner

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar