Poles Poles

Álbumes

Lonely Drifter Karen Lonely Drifter KarenPoles

7.3 / 10

Amor elevado al cubo. Lonely Drifter Karen es una de esas bandas condenadas a la letra pequeña de los festivales y al más absoluto anonimato a ojos de la mayor parte del populacho: injusticia mayúscula. Sus dos álbumes anteriores, “Grass In Singing” (Crammed, 2008) y “Fall Of Spring” (Crammed, 2010), venían sobrados de pastoralia expresionista y mucha clase, delicadezas pianísticas y números de cabaret de postín. Todo ello, sumado a un enfermizo gusto por los arreglos y la voz de la hija putativa de Karen Carpenter, Tanja Frinta, hacen de la banda uno de los secretos mejor guardados del pop europeo. Tras haber construido su laboratorio sonoro en Bruselas (antes, entre otros tantos lugares, hacían lo propio en Barcelona), Tanja, el catalán Marc Melià Sobrevias (teclista) y el nuevo fichaje de la familia, el multiinstrumentista francés Clément Marion, vuelven con un trabajo dulcísimo, “Poles”, en el que dilatan sus señas de identidad y arriesgan con pies de plomo en otras tesituras sonoras.

Se desvirgan con los sintetizadores ( “Comet” habría hecho eyacular de gusto al Peter Gabriel más naíf), y a la vez se entretienen en fantasías arabescas ( “Eyes Of A Wolf”) o abriéndose camino por un electropop tontorrón pero no nocivo (en “Velvet Rope” Tajan vuelve a demostrar que hace lo que le sale de la rajeta con su voz): así, la banda sale triunfante en estos nuevos caprichos estilísticos. Incluso aliñando el genoma de su antiguo folk con guirnaldas sintéticas, tal como acontece en “Dizzy Days”.

También hay espacio para un hipotético descarte del “Felt Mountain” de Goldfrapp ( “Henry Distance”), el pop de oleajes sesenteros ( “Traffic Lights”) y estribillos como el de “Soul Traveler”, por los que matarían esos traficantes del talento ajeno llamados Nouvelle Vague. En definitiva, “Poles” es un disco de esos que una vez los descubres, irremediablemente, te ves en la obligación de recomendarlo a todo ser viviente que conozcas. Corran la voz, porque quizás esta es la única forma con la que Lonely Drifter Karen puedan disfrutar del reconocimiento que se merecen. Lo valen.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar