Mi Plan Mi Plan

Álbumes

Nelly Furtado Nelly FurtadoMi Plan

4.6 / 10

Nelly Furtado  Mi Plan UNIVERSAL

La lista de estadounidenses (o canadienses con mera coartada lusa en su defecto) que le han dado injustos rapapolvos a la RAE es de infarto. Algunas, como Madonna, simplemente se han limitado a reversionar la lengua de Cervantes con temas propios como “Lo Que Siente La Mujer” sin prestarle mucho interés al diccionario mientras que otras, como la Aguilera, con algo más de acierto, intentaron comerse un trozo del pastel latino en una tentativa colonizadora que responde única y exclusivamente a una más que estudiada técnica de mercadotecnia suicida. Nelly Furtado es el último nombre a subirse a este carro sin saber uno muy bien el porqué, aunque no es una novata en estos trances. A pesar de sus versiones del “All Good Thing Come To An End” o “Try”, sus pinitos compositivos en “Te Busqué” y “No Hay Igual” y algún que otro dueto que caló con fuerza por nuestras tierras como esa “Fotografía” de la mano de Juanes, nunca hubiera presagiado que al final se tiraría al vacío por completo con el español como abanderado. Mucho más triste sería que Melanie Griffith se animara a cantarle a Antonio Molina o que Rosa de España se marcara un álbum de country, pero seguramente nos lo tomaríamos como un bizarro divertimento de fast music sin pretensiones artísticas para echarnos unas risas.

Muchos, a raíz de aquel resultón pelotazo interplanetario que supuso “Loose” (2006) con el cansino de Timbaland a los mandos, la tildaron de vendida sin personalidad. Pero si echamos la vista atrás, la canadiense en “Whoa, Nelly!” y el ninguneado “Folklore” demostró echarle un par de ovarios al no quererse autoetiquetar como la típica niña mona cantarina desplegando un ecléctico abanico poco dado en nuestras féminas del pop. Quizás con esta táctica que ha llevado a cabo lo único que ha pretendido es agradar a todo el mundo, pero la innecesaria jugada le ha salido nefasta en esta ocasión, teniendo en cuenta sus prometedores antecedentes. Insulsa, más nasal que nunca y pateando sin piedad nuestro idioma se nos presenta la joven. Y yo me pregunto, ¿tan mal está Estados Unidos para no encontrar un traductor cuanto menos decente?

Partiendo de la base de que la mitad del álbum se basa en duetos, es de agradecerle (las cosas como son) que tanto La Mala como Concha Buika sean presentadas en sociedad en territorio Billboard de la mano de la Furtado. “Bajo Otra Luz”, con la jerezana y Julieta Venegas, supone su mayor logro y merecidamente (si su discográfica no quiere practicarle un vudú mediático) debería convertirse en futurible single al ser no sólo comprensible para el oído hispanoparlante, sino por contar con el típico estribillo instantáneo carne de radiofórmula, al igual que “Manos Al Aire”. “Vacación”, presumiblemente la canción fetiche de Wendy Sulca, es un innecesario ejercicio de cumbia reggetonera capaz de animar a practicarnos el harakiri, pero ese intento de loosear “Suficiente Tiempo”, “Más” (o mejor dicho, mash) o “Fuerte” (donde únicamente se libra de la quema la ya citada Buika) nos hace preguntarnos, asimismo, qué busca realmente aquella jovenzuela que hace unos años nos despertaba una sonrisa bobalicona cuando entonaba que era un pajarillo o sacaba a la guarrona R&B que llevaba dentro en “Maneater” y la eternamente pegajosa “Promiscuous”.

Las baladas soporíferas marca de la casa toman las riendas de la mano de Juan Luis Guerra en “Como Lluvia” o en “Feliz Cumpleaños”, pero el resultado dista, y mucho, de lo que podría haber dado de sí. Con contratar un logopeda y haberse arriesgado (musicalmente hablando), otro gallo cantaría. El problema en sí no recae en el hecho de atreverse a cantar en una lengua no materna, sino en el nulo riesgo que impregna este paréntesis más visto que el tebeo en todos aquellos artistas que, de la noche a la mañana, intentan colarnos sus raíces latinas cuando nadie en su sano juicio se lo ha pedido. Nelly, después de estos pasos de cangrejo que te has marcado, cualquier disco que nos presentes en un futuro nos sabrá a gloria.

Sergio del Amo

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar