Perfect View Perfect View

Álbumes

Lust For Youth Lust For YouthPerfect View

7.9 / 10

Ya lo decíamos con motivo del lanzamiento de “Growing Seeds” y no cabe más que reiterarlo: Lust For Youth, el proyecto de Hannes Norrvide, está llamado a crecer. Lo que no era tan fácil de esperar, sin embargo, era que además se desarrollara de forma tan prolífica. No hace ni medio año que se editaba el segundo trabajo del músico sueco y ya tenemos aquí su continuación, grabada para Sacred Bones (un sello que no deja de dar buenas sorpresas) y que sigue explorando los sonidos más oscuros, aunque en esta ocasión se deja llevar más por la vertiente instrumental y synth-pop (las reminiscencias new wave siguen ahí, aunque tienen menos protagonismo que en su predecesor, y el punto noise de su debut ha desaparecido casi por completo). Pero si por algo destaca este “Perfect View” es por el salto cualitativo que supone respecto con “Solar Flare” y el antes citado “Growing Seeds”: Norrvide sigue experimentando ( “I Found Love”) y pone el acento en la vertiente más electrónica y bailable (no en vano el proyecto surgió de la necesidad de tener que componer con lo único que tenía a mano: un viejo Casio).

“Perfect View” tiene como hilo conductor “Mariamne”, la obra del Nobel literario Pär Lagerkvist sobre el asesinato de la segunda mujer de Herodes. Aunque el tema habría podido servir a Norrvide para marcarse un álbum denso y claustrofóbico cercano a la no-música, el artista ha preferido tirar de beats pegadizos, más melodías (“ Image”), voces que rozan la anécdota (muchas de las piezas son instrumentales) y ritmos cercanos al post-punk (como el del bonus track “I Found Love In A Different Place”), mucho más sofisticados y con más matices ( “Kirsten”). Si en sus trabajos anteriores Lust For Youth suplía la falta de recursos convirtiendo su voz en protagonista y tirando de loops casi infinitos, aquí tenemos a un Norrvide más suelto, que juega a romper el ritmo de las canciones con sampler, a cortarlas de raíz, a cambiar de registro y hasta a meter interludios (“ End”, que pese al título va justo en el centro del álbum). Que el sueco (pero afincado en Dinamarca, por precisar) apuntaba maneras era evidente. Si sigue esta progresión, no obstante, es posible que acaba superando todas nuestras expectativas.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar