Party Store Party Store

Álbumes

The Dirtbombs The DirtbombsParty Store

7.9 / 10

IN THE RED

Que todo el mundo tiene orejas es un hecho. Que son pocos los que saben utilizarlas de manera inteligente, también. Mick Collins es uno de esos raros especímenes, un oyente sabio. Poco importan sus (muchos) logros musicales, escritos todos en letras de oro en el garage-rock contemporáneo –The Gories, Blacktop y, obviamente, The Dirtbombs–, comparados con su titánica labor simbólica en un género tan poco afín al aperturismo. A lo largo de su dilatada carrera, el gigante de Detroit ha subvertido reiteradamente la sempiterna cabezonería estilística del 60s punk sirviéndose de unos referentes –rhythm’n’blues, funk, soul, synth-pop, la Neue Deutsche Welle, los Bee Gees y hasta Yoko Ono– que denotan no sólo un gusto exquisito, sino una capacidad de escucha –y de análisis: la boutade nunca ha entrado en sus planes; todo lo que versionea Collins se hace desde la más absoluta honestidad– fuera de lo común.

Así pues, hay dos formas de entender “Party Store” en función del conocimiento que se tenga de su artífice. Si poco o nada se sabe de Collins, la propuesta de un álbum de versiones garageras de clásicos del Detroit techno – “Cosmic Cars”, “Strings Of Life”, “Alleys Of Your Mind”... no falta ni una– puede parecer, a priori, una guasa. Pero si se ha seguido la trayectoria de los Dirtbombs, el invento tiene todo el sentido del mundo. En “Party Store” Collins y sus bombas de mierda extrapolan el funk, el soul y el jazz del ADN del techno y, mediante esos dos elementos básicos, trazan la cadena evolutiva que conecta el disco con su antecesor natural, “Ultraglide In Black” (2001), donde el objeto de versión era la música negra de baile pre-electrónica, de Barry White a Stevie Wonder, Sly & The Family Stone o Parliament. Y el resultado no es un mero homenaje al techno de Detroit. Es un magnífico disco de The Dirtbombs. Otro.

Oriol Rosell

{youtube width="100%" height=273"}XxSX9-Z5V14{/youtube}

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar