Parabolas Parabolas

Álbumes

John Tejada John TejadaParabolas

8.1 / 10

John Tejada  Parabolas KOMPAKT

John Tejada todavía tiene las cicatrices del estallido electrónico de la segunda mitad de los 90 bien visibles en pecho y espalda. Como héroe de guerra y veterano condecorado, pocos como él han sabido comprender las enseñanzas melódicas de antaño, tiempos en los que los titanes del intelligent techno moraban la Tierra de los Hombres y la música de baile tenía cuerpo, pero también alma. Un currículum plagado de éxitos, una vida pinchando en los templos más selectos, más de tres lustros al filo de la pista de baile recogiendo elogios y toneladas de respeto desde su sello Palette o desde otras plataformas de entidad. A este tipo sólo un inconsciente se lo tomaría a broma.

Seguramente por eso Kompakt ha marcado su número de móvil y le ha dejado explayarse de nuevo, esta vez en formato LP tras algunas incursiones en el formato 12”. El productor afincado en Los Ángeles todavía tiene mucho que decir y los cerebros del label de Colonia lo han visto venir a la legua. El resultado es uno de los mejores álbumes de su trayectoria, una obra de artesanía modelada con tiento hasta en sus más pequeños detalles. El maestro californiano ofrece una soberana lección compositiva, demostrando que los postulados de los 90 pueden actualizarse y seguir siendo una de las opciones más válidas para manufacturar música de baile atemporal.

Nostalgia, ¿por qué no? Pero nostalgia positiva, sin acritud, hablando en el campo, como el Barça de Guardiola. Lejos de lamerse las heridas en la cueva y rabiar contra los derroteros del dance actual, Tejada prefiere pasar a la acción y demostrar que la melodía cósmica hecha con las entrañas es eterna. Que todavía se puede estirar, sin miedo a caer en la redundancia, el legado de Polygon Window, Ken Ishii, Derrick May, RAC, Plaid, Mike Ink y compañía. Eso sí, por encima de todos ellos, se aprecia el olfato melódico de los mejores Orbital, como ya sucedía en el majestuoso “Cleaning Sounds Is A Filthy Business” (2006). La sombra de los Hartnoll está adherida al tracklist de “Parabolas” como una calcomanía indeleble. No molesta en absoluto, antes al contrario, le da al disco una profundidad insondable. La huella de los saurios de “In Sides” está ahí, latente, fosilizada entre las partituras de nuestro hombre.

En esta tesitura melódico-espacial, Tejada borda filigranas de intelligent techno, IDM, sonido Detroit, minimal y ambient con una elegancia y técnica formidables. Débiles pulsiones digitales reverberan en la columna vertebral de un álbum que antepone sutileza a estruendo percusivo. Tech-house miniaturizado, bombos raquíticos, latidos tenues que le ceden protagonismo al caparazón musical de un artista haciendo lo que le dicta la zona testicular. Poso analógico, sintetizadores flotantes, melodías marcianas, cajas de ritmos antiguas: “Parabolas” irradia la artesanía del techno 90s, cuando no todo eran loops repetidos hasta la locura o bombos infernales para adolescentes enganchados a la ketamina.

Su filosofía se resume en “Timeless Space”, el clásico trip cósmico con el que los nostálgicos de B12 llevan fantaseando desde hace 15 años. O en la liturgia dance 90s llevada al paroxismo de “Mechanized”. Abstracciones hipnóticas como “The Honest Man” aportan el contrapunto más spacey y relajado, mientras que la espesura del ponche se disfruta en el suspense de “Unstable Condition” –como volver al Sónar de 1997–, el house venusiano de “The Living Night”, los teclados extraterrestres de “Hollow Hemipsheres” o los martilleantes graves estilo LFO en “The Mess And The Magic”. Un disco precioso.

Óscar Broc

“Farther And Fainter”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar